La agresividad de los perros puede estar asociada a un dolor

La agresividad de los perros puede estar asociada a un dolor Según un estudio del departamento de Ciencia Animal y de la Universidad Autónoma de Barcelona, los perros pueden sufrir episodios repentinos de agresividad sin que sus dueños comprendan el motivo; en muchos casos, la causa de los ataques puede ser un dolor no diagnosticado ni tratado.

Hasta ahora se sabía que varios factores causan agresividad en los canes tales como las condiciones de la madre durante la gestación, la manipulación del cachorro durante el período neonatal, la edad al destete, la dieta, el ejercicio, entre muchas más; ahora se suma a la lista la presencia de patologías y de dolor en el animal.

Un equipo de investigadores analizó los problemas de agresividad de 12 perros de raza todos y fueron diagnosticados de agresividad por dolor, de los cuales ocho habían sufrido displasia de cadera.

Esta es una enfermedad ósea hereditaria y degenerativa que afecta a la articulación que une la cadera y la cabeza del fémur y es más propenso en los labradores retrievers y rottweillers, pero en general puede producirse en cualquier raza de perro grande.

(Redacción Informativa de Radio Rebelde)