Denuncia Correa a grupos oligarcas de Ecuador

QUITO, 22 de septiembre.– El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, afirmó que grupos oligarcas están contra la nueva Constitución porque derrumba todos los poderes fácticos e ilegítimos.  

Según Prensa Latina, más de nueve millones de ecuatorianos están convocados a asistir el domingo próximo a las urnas para votar por la nueva Carta Magna, que decidirá el destino del país.

La oligarquía desea mantener el status quo, que perjudica a la mayoría en esta nación y beneficia a una minoría que siempre ha detentado el poder, resaltó Correa ante la prensa.
Alertó que este grupo, concentrado en Guayaquil busca iniciar un proceso de desestabilización y que "los medios de comunicación, en su gran mayoría, sobre todo los nacionales, están siendo los voceros de ese poder para defender el status quo y que nada cambie".

Correa destacó que la revolución ciudadana, iniciada en el 2007 y que se profundizará con la nueva legislación, persigue un cambio radical de las estructuras económicas, sociales y políticas vigentes en el Ecuador.

El jefe de Estado se pronunció por alcanzar una democracia más participativa en lo político, social y económico "en donde los derechos fundamentales no se conviertan en mercancías como lo hizo la actual Constitución cuando privatizó la salud y la educación".