Reafirman críticas contra inclusión de Cuba en lista de EE.UU

Reafirman críticas contra inclusión de Cuba en lista de EE.UULa Habana, 2 dic.- La lista del Departamento de Estado norteamericano contra los países patrocinadores del terrorismo pierde sentido y credibilidad debido a la inclusión injusta de Cuba, reafirmó hoy un académico de la Universidad de Denver. La inclusión de Cuba en la lista es una manipulación de la derecha cubano-americana no solo contra la Isla, sino contra los intereses de Estados Unidos en un área central: su seguridad nacional, subrayó Arturo Lopez-Levy, experto de la Escuela de Estudios Internacionales Josef Korbel.

La colocación de Cuba en ese catálogo distrae recursos y capital humano que deberían dirigirse contra las verdaderas amenazas a la seguridad, remarcó Lopez-Levy en declaraciones a Prensa Latina vía Internet.

Con esas manipulaciones generadas por grupos revanchistas de la comunidad cubano-americana disminuye la credibilidad de la lista y se impide una mayor colaboración entre La Habana y Washington para enfrentar el terrorismo como enemigo común, enfatizó el estudioso.

El analista vinculado a la Universidad de Denver participó este jueves en una Conferencia en Washington contra la inclusión de Cuba en el mencionado listado, una jornada que reunió en torno al tema a renombrados politólogos, abogados y diplomáticos, entre otros expertos.

Las organizaciones no gubernamentales Latin America Working Group y The Center for International Policy patrocinaron el encuentro procubano en el Club Nacional de Prensa, de Washington D.C. El Gobierno de Estados Unidos insertó arbitrariamente a la nación insular en el controvertido listado desde 1982, a petición del entonces secretario de Estado Alexander Haig y por una resolución certificada por el presidente Ronald Reagan.

Según Lopez-Levy la lista, que en su opinión podría movilizar a la opinión pública y a la comunidad internacional contra el terrorismo, pierde sentido debido a la inclusión injusta de Cuba.

La mención a la isla caribeña en esa relación daña los esfuerzos en la guerra global contra el terrorismo y convierte en algo difícil el diseño de una política estadounidense eficaz, realista, racional y coherente hacia Cuba, agregó.

Lopez-Levy advierte que el uso erróneo de un problema de seguridad nacional de primer nivel desvía recursos en la dirección equivocada y envía mensajes incorrectos a otros países.

Entre los conferencistas invitados al foro destacaron además Wayne Smith, exrepresentante diplomático norteamericano en Cuba, Robert Muse, de la firma de abogados Muse and Associates, y Sarah Stephens, del Centro para la Democracia.