Un poco más cerca para construir el futuro

Un poco más cerca para construir el futuroConfiada en que estaremos un poco más cerca y en condiciones de  construir un futuro mejor, la presidenta chilena Michelle Bachelet asumió ayer la representación de su país como Invitado de Honor de la XVIII Feria Internacional del Libro Cuba 2009, durante el acto inaugural efectuado en la Fortaleza de La Cabaña, al que asistió en compañía del General de Ejército Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba.

En su alocución, la mandataria reivindicó la riqueza cultural de su nación, en vías de recuperación luego de ser brutalmente truncada, reprimida y silenciada por los largos años de la dictadura fascista, e hizo votos por el florecimiento de una cultura de la vida donde campeó una cultura de la muerte.

También dedicada a Fina García Marruz, Premio Nacional de Literatura, y al historiador Jorge Ibarra, Premio Nacional de Ciencias sociales, la página inicial de la Feria conoció un mensaje remitido por la poetisa, en el que defiende la necesidad de la lectura para el crecimiento espiritual de los seres humanos, y escuchó al historiador situar las coordenadas vitales que entrelazan el pasado, el presente y el futuro de nuestra América en su perspectiva de unidad y justicia.

Consagrada, además, a celebrar el aniversario 50 de la casa de las Américas, su presidente Roberto Fernández Retamar subrayó la faena de la institución por difundir la cultura chilena y resaltó el símbolo que implicaba la confluencia de tres mujeres en la cita: Fina, a quien consideró la poetisa viva más valiosa de las letras hispánicas; la presencia de la Bachelet y el recuerdo de Haydée Santamaría.

Por su parte Abel Prieto, miembro del Buró Político del Partido y ministro de Cultura, valoró la continuidad de la Feria a pesar de los devastadores efectos de los recientes huracanes y reafirmó la vocación descolonizadora de un evento de extraordinario alcance masivo y hondo arraigo popular.