Rebeldes piden unidad de libios, sin conflicto militar resuelto

Trípoli, 9 sep. – Líderes del Consejo Nacional de Transición (CNT), ente que condujo la insurrección contra Muamar El Gadafi, llamaron hoy a la unidad de los libios, pese a que arrecia la tensión militar en Bani Walid y Sirte.

El dirigente del CNT Mahmoud Jibril reconoció que hay aún algunas ciudades en el sur de Libia que están en poder de las fuerzas leales a El Gadafi, quien desde finales de agosto está en paradero desconocido, y ello impide la formación de un nuevo gobierno.

Según Jibril, el pretendido Ejecutivo "sólo puede ser formado cuando finalicen los enfrentamientos y el país entero esté liberado", algo que previsiblemente demorará tomando en cuenta la resistencia de los fieles al mandatario libio en Sirte, su tierra natal, y Bani Walid.

Entretanto, continúa el cerco de las fuerzas rebeldes a las ciudades todavía controladas por los fieles a El Gadafi como Bani Walid, unos 150 kilómetros al sureste de Trípoli, Jufra y Sabha, las tres en pleno desierto del Sahara, y Sirte, en la costa mediterránea.

Al igual que en días anteriores, la aviación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) bombardeó el jueves cinco vehículos blindados cerca de Sirte, además de 18 sistemas de misiles tierra-aire alrededor del poblado de Waddan, unos 300 kilómetros al sur de la urbe.

La jefatura de los sublevados, cuya sublevación prosperó gracias a los sistemáticos e indiscriminados bombardeos aéreos de la OTAN, se ha ido trasladando de modo escalonado a Trípoli con la intención de ganar reconocimiento y constituir un gabinete provisional.

Jibril adelantó que los dirigentes del CNT completarán su desplazamiento de Benghazi, cuna de la rebelión, a la capital a finales de la próxima semana.

Mustafa Abdul Jalil, líder del CNT, y Jibril exhortaron a la unidad nacional y hablaron de tolerancia y perdón, pero al mismo tiempo alentaron una verdadera cacería de El Gadafi, sus hijos y demás colaboradores cercanos.

"Nuestro mayor reto está aún por venir", remarcó Jibril en alusión a la hipotética captura del líder libio, "vivo o muerto", para luego subrayar que "la batalla de la liberación no está concluida".

"Algunos pensaron que el viejo régimen ha colapsado completamente y que Libia está totalmente liberada, que hemos recuperado todo nuestro dinero congelado (en el exterior) y estamos en el proceso de reconstrucción, pero eso no es así", recalcó el dirigente rebelde.

Indicó, no obstante, que la opción que encaran los libios es actuar contra aquellos que a su juicio dañaron el pasado del país o construir un nuevo futuro para ellos mismos, sus hijos y generaciones futuras.(PL)