Perú: Ollanta Humala asume hoy con gran expectativa

Perú: Ollanta Humala asume hoy con gran expectativa Lima, 28 jul. – El líder nacionalista peruano Ollanta Humala asume hoy la Presidencia de Perú, cerca de 11 años después de haber saltado a la palestra con una rebelión militar simbólica, incruenta y de signo democrático. El exteniente coronel del ejército que se alzó en 2000 al frente de un puñado de soldados y reservistas en la sureña región de Moquegua, iniciará su mandato quinquenal en medio de gran expectativa interna y externa.

Las esperanzas de cambio para la inclusión social que ha prometido se reflejan en múltiples pronunciamientos y comentarios de prensa referidos a lo que podría ser el mensaje al país que dará en el Congreso, tras jurar como jefe de Estado.

Sin el uniforme de campaña con el que se hizo célebre cuando se rebeló para exigir la renuncia del entonces presidente Alberto Fujimori, Humala expondrá las líneas de su administración y, según fuentes cercanas a su despacho, anunciará sus primeras medidas de corte social.

Más maduro y experimentado que el carismático oficial de rasgos mestizos andinos que hace 11 años exigía elecciones libres y limpias y libertades democráticas, Humala motiva también expectativas en la región latinoamericana, escenario de una creciente y diversa tendencia progresista.

Tales expectativas se expresan en la presencia de 14 jefes de Estado, entre ellos la gran mayoría de los gobernantes de los países de la Unión de Naciones de América del Sur (Unasur).

Solo dos de ellos estarán ausente del acontecimiento, los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y Paraguay, Fernando Lugo, ambos contra su voluntad y por motivos de salud.

Tras la toma de posesión de Humala, el flamante presidente será anfitrión de una Cumbre de Unasur y otra de la Comunidad Andina de Naciones, las prioridades de una nueva política exterior con énfasis en la integración latinoamericana sin distingos políticos ni ideológicos.

Entre las delegaciones invitadas, más de un centenar, destaca la de Cuba, encabezada por el primer vicepresidente de la isla, José Ramón Machado Ventura, y el canciller de ese país, Bruno Rodríguez.

En contraste con el importante acompañamiento externo al acontecimiento político, resalta por inusitada la ausencia deliberada del presidente saliente, Alan García, quien alegó para no asistir hoy al Congreso el temor a ser abucheado por los parlamentarios, como le ocurrió en 1990, al terminar su primer gobierno.

García, quien prefirió leer anoche un mensaje por televisión en el que defendió su controvertida gestión, apostó siempre a la derrota electoral de Humala, a quien había vencido esforzadamente y con gran apoyo político y mediático conservador en 2006.

Esta vez la historia no se repitió, pese a que nuevamente la gran mayoría de los medios de prensa y miembros del gobierno cerraron filas con la conservadora Keiko Fujimori, derrotada contra viento y marea por Humala en una segunda vuelta electoral, el 5 de junio pasado.

La victoria y la Presidencia culminan una rauda carrera política iniciada hace apenas seis años, cuando Humala, retirado del ejército, fundó el Partido Nacionalista, convertido para la elección de este año en la Gran Alianza Nacionalista (Gana Perú).(PL)