Maratón por la vida

Maratón por la vidaComo un mar de olas intranquilas, se vieron repletas hoy las calles de todo el país, cuando inició el Maratón de la Esperanza Terry Fox, dedicado a recaudar fondos para las investigaciones del cáncer, y promover bienestar y mejores hábitos de vida. Desde hace 12 años es tradición en el verde caimán esta carrera en pos de la salud, en demostración de la voluntad personal  y por el mejoramiento de la vida humana.

Y es así que desde 1998, la carrera Terry Fox, iniciada  por el joven canadiense el 12 de abril de 1980, forma parte del programa nacional de promoción de salud que cada año se realiza en Cuba y en más de 50 países.

El ejemplo de Terry perdura, y como homenaje a su memoria y su férrea voluntad de mantener el espíritu de lucha por la vida, primero en Canadá y luego en casi todos los países del mundo se hace cada año este evento, y en nuestro país de forma simultánea en todos los municipios.

Fox, a causa del cáncer, sufrió la amputación de la pierna derecha a los 18 años de edad, y con una prótesis corrió 42 kilómetros diarios durante 143 jornadas consecutivas en 1980, para financiar las investigaciones contra la terrible dolencia.  Murió 10 meses después por la misma enfermedad.

Los fondos recaudados por el Maratón de la Esperanza en esta región del planeta, son destinados  para sufragar las pesquisas contra el cáncer de mama y el cérvico-uterino, pues son los dos que más afectan a las féminas en la mayor de Las Antillas y en el mundo.

Muchos santacruceños colmaron la ruta destinada a realizar la carrera, como digno homenaje al legado de Terry, quien se supo imponer al cansancio y el dolor hasta que las fuerzas le abandonaron, para llevar a término la ruda prueba que lo obligó a tomar cama hasta su fallecimiento.

Esta jornada fue una oportunidad de divulgar mejores hábitos de vida para ganarle la batalla al cáncer fundamentalmente y a cualquier tipo de enfermedad que pueda combatirse con una vida sana y combinada con los ejercicios físicos. El legado que dejó Terry es defendido cada año por millones de personas que en una gigantesca maratón se unen para demostrar el amor hacia nuestros semejantes y en defensa de la vida.
(Hugo Betancourt Mayoral / Radio Santa Cruz)