Rechazan en Benghazi oferta Africana y demandan renuncia Gadafi

Rechazan en Benghazi oferta Africana y demandan renuncia Gadafi Trípoli, 12 abr. – Residentes en Benghazi, bastión de la rebelión armada contra el Gobierno de Muamar el Gadafi, protestaron contra la iniciativa mediadora de la Unión Africana (UA), y exigieron la renuncia incondicional e inmediata del líder libio.

La concentración tuvo lugar frente al hotel de aquella ciudad al cual llegó una delegación de mandatarios africanos, y se interpretó por algunos analistas como un adelanto de la respuesta oficial que darán los representantes del Consejo Nacional de Transición (CNT).

Según fuentes insurgentes, el CNT dejó claro que "sobre el tema de El Gadafi y sus hijos, no hay negociación", tal como rezaba en varias pancartas enarboladas por unos mil manifestantes al paso de la caravana de vehículos con los dignatarios poco antes de la reunión.

El miembro del gobierno de facto en Benghazi Ahmed Al-Adbor puntualizó que "los hijos y la familia de El Gadafi no pueden participar del futuro político de Libia", postura que entorpecería los esfuerzos para el eventual armisticio y transición pacífica.

Asimismo, otros voceros dijeron tener poca fe en los mediadores visitantes, al considerar a la mayoría de ellos aliados del líder libio en el continente africano.

La delegación, excepto el presidente surafricano, Jacob Zuma, que dejó anoche Trípoli, saludó hoy que el jefe de la Jamahiriya haya avalado la hoja de ruta consistente en un "manejo incluyente" de un período de transición, que seguiría a un "cese de todas las hostilidades".

El proyecto de armisticio aboga por ejecutar "reformas políticas necesarias para eliminar las causas de la presente crisis", iniciada el 15 de febrero, y pide respetar "las legítimas aspiraciones del pueblo libio para la democracia, reforma política, justicia, paz y seguridad".

Un tema espinoso, sin embargo, es el mutismo guardado sobre si el líder libio abandonará el poder, aunque el comisionado de paz y seguridad de la UA, Ramtane Lamamra, admitió que se abordó durante las pláticas, al igual que la retirada de las tropas de las ciudades.

"El asunto de la renuncia de El Gadafi a alguna posición política es un tema cerrado (…) Muamar El Gadafi no ostenta una posición de poder", opinó el portavoz del Gobierno Abdel Monem Al-Lamoushi.

Al hablar para el canal saudita Al-Arabiya, Al-Lamoushi subrayó que "nadie tiene derecho de mandar a Muamar El Gadafi al exilio, fuera de su tierra y de sus ancestros. Este hombre no abandonará Libia", acotó.

Entretanto, prosiguen los enfrentamientos en Misratah (oeste) y en torno a Ajdabiya (este), de donde las tropas regulares se replegaron a causa de los intensos bombardeos del domingo y esta mañana de la coalición de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.(PL)