Tormenta política en Washington por marea negra en Golfo

Tormenta política en Washington por marea negra en GolfoWashington, 19 jun. -Mientras continúa el derrame de crudo desde la plataforma de British Petroleum (BP) en el Golfo de México, la tormenta política no da señales de frenarse en Washington después de las audiencias en el Congreso.

El director general de BP, Tony Hayward, compareció este jueves ante un comité bipartidista en el Capitolio, pero varios legisladores expresaron frustración porque sus explicaciones no aportaron optimismo en medio de la crisis.

Sus testimonios fueron decepcionantes no sólo para los parlamentarios, sino en general para el pueblo estadounidense, comentó el representante demócrata Bart Stupak, citado por la televisora CNN.

El almirante de la Guardia Costera, Thad Allen, principal delegado gubernamental para el caso del desastre ecológico, adelantó que este viernes actualizará a la prensa nacional sobre los esfuerzos para contener a la marea negra.

Allen apuntó que la perforación de dos pozos secundarios de drenaje se perfila actualmente como la mejor y casi única alternativa para solucionar el vertido de alquitrán que ya lleva 60 días a mil 500 metros de profundidad.

Estas operaciones marchan bien con la boca de uno de los conductos a tres mil 38 metros de profundidad bajo el lecho marino y la otra a mil 390 metros en la misma dirección, comentó el funcionario.

En su testimonio de la víspera, Hayward pidió disculpas por la explosión de Deepwater Horizon el 20 de abril y por la muerte de 11 trabajadores, pero dijo es muy temprano para sacar conclusiones sobre responsabilidades específicas.

El grupo BP aceptó aportar 20 mil millones de dólares para un fondo de compensación, que será gestionado por un despacho de abogados y el consorcio tendrá varios años para depositar el total del monto.

Según un acuerdo entre la Casa Blanca y BP, la compañía dispondrá de un lustro para aportar la suma multimillonaria, una condición que tiene como objetivo calmar los miedos de los inversores sobre la viabilidad de la petrolera británica.

En la reunión de esta semana entre el presidente Barack Obama y directivos de la empresa europea participaron ejecutivos como el presidente de la multinacional, Carl-Henric Svanberg, y el consejero delegado, Tony Hayward. (PL)