Bolsas mundiales continuaron desestabilizadas esta semana

Bolsas mundiales continuaron desestabilizadas esta semanaWashington, 23 may.- El ingente déficit presupuestario de la zona euro y las discrepancias sobre como solucionar esa crisis, repercutieron negativamente en los mercados accionarios mundiales esta semana, coincidieron analistas.

Estos concordaron en que las bolsas tienen su visión enfocada en esa área de Europa, en particular en la amenaza de bancarrota de Grecia.

La saga de la Eurozona se está convirtiendo en una película de horror clase B. Uno piensa que el monstruo está muerto, pero sigue volviendo, ironizó el economista Joshua Tan, de Phillip Securities.

De acuerdo con este especialista, los bancos comienzan a dudar de prestarse dinero entre ellos.

El mercado de Nueva York vivió otro período de ansiedad frente a la crisis presupuestaria de la Eurozona.

No pocos vieron surgir el fantasma de una posible nueva crisis financiera de grandes proporciones, en condiciones de golpear la economía internacional.

El índice estrella de Wall Street, el Dow Jones de Industriales, declinó en la semana 4,02 por ciento y terminó situado en las 10 mil 193,39 unidades.

Hubo instantes incluso en el período en los que descendió hasta cotas por debajo de la barrera de los 10 mil puntos.

Se trató de una semana como no habíamos vivido desde al menos 14 meses, dijo Art Hogan, perteneciente a la casa de corretaje Jefferies, quien evocó con ello a marzo de 2009, cuando ese barómetro se derrumbó a su cota más baja desde 1997.

Mientras, del otro lado del Atlántico, las principales plazas de acciones también cerraron con pérdidas, aunque moderadas.

Los indicadores de los mercados de valores de Londres, Francfort y París reportaron retrocesos de 0,20, el 0,66 y 0,05 por ciento, respectivamente.

En cambio, las bolsas de Madrid y Milán concluyeron la etapa con ganancias en sus termómetros, del 1,48 y 1,32 por ciento, por ese orden.

Las plazas de acciones de Asia secundaron la tendencia negativa procedente de Wall Street y gran parte de Europa, en especial la de Tokio, cuyo índice se redujo un 2,45 por ciento.

Los mercados latinoamericanos tampoco escaparon de esa situación, entre ellos el de Sao Paulo, el mayor de la región.

Aunque el último día de operaciones, el viernes, el índice Ibovespa, cerró con fuertes ganancias, éstas no pudieron compensar las pérdidas de seis jornadas consecutivas, que conjuntamente acumularon una caída de 4,97 por ciento.

Expertos consideraron que la venidera semana las bolsas mundiales seguirán atentas a las noticias relacionadas con crisis fiscal en la zona euro y la evolución de la economía estadounidense.