Concluye reunión preparatoria de cumbre climática

Concluye reunión preparatoria de cumbre climáticaCochabamba, Bolivia, 31 mar .- Unos 500 delegados de organizaciones indígenas y campesinas de Bolivia concluyeron aquí deliberaciones de cara a la Primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático, a realizarse del 20 al 22 de abril próximo.

Los originarios aprobarán este martes el llamado Documento País, que recoge las propuestas de la nación suramericana a ese foro, al que se esperan asistan representantes de unos 80 países de los cinco continentes.

La cumbre climática de Cochabamba, una iniciática del presidente Evo Morales, pone énfasis en la participación de sectores populares, en respuesta al fracaso del encuentro de la ONU en Copenhague (Dinamarca) en diciembre pasado, y de cara a una cita similar a fines de este año en México.

La víspera, el viceministro de Medio Ambiente de Bolivia, Juan Pablo Ramos, dijo a Prensa Latina que los originarios trabajan en 17 mesas en igual número de temas.

El texto final, que pasará a una comisión de redacción para perfilarlo, luego se entregará a la delegación oficial boliviana para que lo exponga en la Cumbre de abril, precisó.

Entre otras propuestas trascendió la de la celebración de un referendo popular mundial sobre los efectos del cambio climático y una condena al capitalismo como sistema consumista que estimula daños sensibles al planeta.

También sobresalen entre las iniciativas la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática, en el que se sancionen a naciones o empresas que dañan el medio ambiente.

En la apertura de la reunión de las organizaciones sociales, el presidente Morales les pidió pensar de manera global y trabajar con seriedad para dejar una huella.

Si Copenhague fue un fracaso para el capitalismo, aseveró, Cochabamba no puede ser un fracaso para los pueblos, por eso les pido un aporte importante.

Recordó además que de manera temprana, el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, demandó a los países industrializados a pagar la deuda ecológica, mucho más importante que la deuda externa.(PL)