Voces del mundo condenan el golpe de Estado en Bolivia

La Habana, 11 nov.- Gobiernos de América Latina y el Caribe, así como prominentes políticos de la región se pronunciaron este domingo luego de conocerse la dimisión del presidente de Bolivia, Evo Morales, que se produjo tras una ola de renuncias en su Gabinete, la sublevación de las Fuerzas Armadas y las protestas violentas de la oposición en varias ciudades del país, desde que se anunciara su triunfo electoral.

Luego de que el líder indígena comunicara su renuncia en conferencia de prensa, de inmediato decenas de mensajes se publicaron en las redes sociales, donde se condenaba la derecha golpista.

El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, afirmó que la derecha con violento y cobarde golpe de Estado atenta contra la democracia en Bolivia, y reafirmó nuestra solidaridad con Evo.

En tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, publicó en la red social Twitter que el Gobierno cubano enviaba su solidaridad al hermano presidente Evo Morales, a quien calificó de protagonista y símbolo de la reivindicación de los pueblos originarios de Nuestra América.

Llamamos a la movilización mundial por la vida y la libertad de Evo, alertó el diplomático, luego de que el mandatario del Estado Plurinacional anunciara por televisión su renuncia a la presidencia del país con el ánimo de evitar derramamiento de sangre entre bolivianos.

Por su parte, el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que los movimientos sociales y políticos del mundo nos declaramos en movilización para exigir la preservación de la vida de los pueblos originarios bolivianos víctimas del racismo.

El recién electo Presidente de Argentina, Alberto Fernández también se pronunció al respecto, y dijo: El compromiso de la Argentina con la institucionalidad y contra cualquier forma de golpe de Estado en el continente debe ser total. Defenderemos firmemente la democracia en toda América Latina. Después de este quiebre institucional, Bolivia debe volver cuanto antes al sendero de la democracia a través del voto popular y sin proscripciones.

Mientras en las redes sociales argentinos y bolivianos residentes en Buenos Aires convocan a concentrarse en el Obelisco porteño, personalidades políticas califican de golpe de Estado militar los hechos que condujeron a la renuncia del presidente Evo Morales.

Para la diputada argentina Mónica Macha “la derecha no quiere elecciones democráticas en Bolivia, solo quiere terminar con el Gobierno popular de Evo Morales a cualquier costo. Nunca le importó la democracia. Repudio total al golpe y todo el apoyo a Evo y su pueblo”, señaló.

El presidente del bloque del Frente para la Victoria en la cámara de Diputados, Agustín Rossi, apuntó que en Bolivia hubo un “golpe de Estado clásico. Las Fuerzas Armadas ordenaron a Evo renunciar”.

En esa misma línea, la líder del partido Morena, en México, Yeidckol Polevnsky, consideró que los acontecimientos en Bolivia son un “duro golpe a la democracia en América Latina” y un precedente para “el regreso a la violencia”. “Exigimos respeto a la vida, la libertad y la integridad de los bolivianos”, agregó.

La Cancillería colombiana, por su parte, emitió un comunicado oficial para solicitar el acompañamiento de la comunidad internacional para “un proceso de transición pacífico” y la solicitud de una reunión urgente del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para hacer un análisis de los acontecimientos.

Minutos más tarde, el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva denunció el golpe de Estado y aseveró que Morales “se vio obligado a renunciar”. “Es lamentable que América Latina tenga una élite económica que no sepa cómo vivir con la democracia y la inclusión social de los más pobres”, agregó. (Con información de Radio Rebelde) (Foto: Internet)