Venezuela marcha contra planes desestabilizadores de la derecha

Caracas, 16 nov.- Las fuerzas revolucionarias de Venezuela marchan hoy desde varios puntos de esta capital hasta el Palacio de Miraflores (sede del Ejecutivo) en rechazo a nuevas maniobras desestabilizadores de la derecha opositora.

 

Colofón de una semana de concentraciones populares en rechazo al golpe de Estado perpetrado en Bolivia contra el legítimo presidente Evo Morales, y la posterior represión desatada por las autoridades de facto, la marcha de este sábado deviene también respuesta contundente a los planes de un sector de la oposición.

Tras varios intentos fallidos de sembrar el caos y la violencia a lo largo de 2019 ?dígase la falsa operación de ayuda humanitaria orquestada en la frontera con Colombia o la fracasada asonada golpista del 30 de abril, por solo mencionar dos-, el dirigente opositor Juan Guaidó convocó a sus partidarios a protestar este sábado contra el ‘régimen’.

Reconocido por Estados Unidos y sus aliados internacionales como presidente interino de la nación sudamericana, Guaidó indicó que la toma de las calles para este 16 de noviembre será ‘sin retorno’, ‘confirmando que los actos violentos tendrán un lugar central como en otras oportunidades’, de acuerdo con un análisis del portal Misión Verdad.

Un escenario caracterizado además por la reiterada y marcada injerencia del gobierno de Estados Unidos, al cual las autoridades de Caracas responsabilizan de organizar y respaldar tras bambalinas las maquinaciones golpistas de los segmentos radicales de la oposición.

A comienzos de semana, el presidente Nicolás Maduro rechazaba las amenazas proferidas por el mandatario estadounidense Donald Trump contra los gobiernos de Venezuela y Nicaragua, a raíz del derrocamiento de Evo Morales en Bolivia.

Tras calificar la asonada golpista contra Morales como ‘un momento significativo para la democracia en el hemisferio occidental’, el jefe de la Casa Blanca agregó que tales eventos envían una fuerte señal a las autoridades venezolanas y nicaragüenses, a las cuales calificó de ilegítimas.

‘Vamos a dar la pelea por la paz, por la patria, por la soberanía de Venezuela; la victoria nos pertenece y lo demostraremos en las calles en unión cívico-militar’, aseveró el presidente de la República Bolivariana en respuesta a los pronunciamientos de su homólogo norteamericano.

Ante un comunicado de corte similar emitido por el Comando Sur del Ejército de Estados Unidos, el canciller venezolano Jorge Arreaza subrayó este viernes que la injerencia de Washington busca promover un golpe de Estado en la nación sudamericana.

‘Varios de sus voceros políticos y militares, actuando con la oposición golpista, preparan operaciones violentas de falsa bandera en las próximas horas’, alertó el titular de Relaciones Exteriores.

Asimismo, el vicecanciller William Castillo afirmó que el Comando Sur estadounidense hizo un ‘nuevo, descarado y abierto llamado’ a militares venezolanos a traicionar la Constitución y sumarse a la conspiración dirigida desde el norte.

Frente a este escenario, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, llamó a la unidad de las fuerzas revolucionarias ante las pretensiones de la derecha de sumir al país en la violencia. Durante una multitudinaria movilización popular desarrollada en el estado de Amazonas, el dirigente socialista destacó que el pueblo constituye un ente cargado de lealtad a la Revolución bolivariana, frente a las maniobras golpistas impulsadas por sectores extremistas de la rama radical de la oposición venezolana.

‘La consigna es Nos vamos para Caracas; ellos creen que van hacer algo allá en la capital y el resto de Venezuela se va aquedar con los brazos cruzados’, precisó Cabello al asegurar que la capacidad organizativa y de movilización del pueblo derrotará cualquier plan desestabilizador.

En otro de sus arranques populistas y de corte propagandístico, Guaidó abordó el Metro de Caracas el 12 de noviembre en un intento de ganarse el respaldo popular de cara a la fecha señalada, pero las palabras de ‘vende patria y traidor’ lanzadas a su cara por un señor de la tercera edad se volvieron tendencia en las redes sociales.

Un augurio de lo que podría ser este sábado otro fracaso de un proyecto caracterizado por el servilismo a intereses foráneos y la constante apuesta por las vías antidemocráticas para dirimir las diferencias políticas.