Una barrera para la COVID-19 en santacruceño Hogar de Ancianos

Santa Cruz del Sur, 29 mar.- La COVID-19 no podrá entrar al Hogar de Ancianos El Recreo de la localidad. Las medidas higiénico-sanitarias allí establecidas se han convertido en barrera de contención impenetrable para el atroz virus.

Las pesquisas a los 49 abuelos, varios de ellos con una edad superior de 90 años, también a su colectivo laboral, se unen la disciplina individual y colectiva ahora en grado superlativo a fin proteger la salud, lo más preciado del ser humano.

La Licenciada en enfermería Yulianis García Oliva informó al reportero que en estos ancianos las enfermedades de base son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y la artrosis. Los alimentos y medicamentos, indicó, los reciben en los horarios programados, tarea de las que están responsabilizadas otras ocho enfermeras y asistentes.

Apacible es la vida de los adultos mayores en la institución de Salud   Pública El Recreo, alejada cerca de 20 kilómetros de la ciudad cabecera,  Todos reciben primorosos cuidados. Al mismo tiempo están bien informados de la nueva situación epidemiológica.

Carlos Echavarría Agüero aún a los 80 calendarios está muy fuerte y vela por su higiene personal. El lavado de las manos con agua jabón y cloro, dijo, lo hace varias veces al día. De no hacerlo, refirió seguro, enfermaría y contagiaría a los demás.

“Todas las informaciones están bien claritas”, manifestó Juan Escalona. “No podemos estar aglomerados ni salir a la calle innecesariamente”, agregó. Por último puntualizó: “Voy a cumplir todo eso”.

Faustino Palacios Ortíz el anciano más longevo del pintoresco inmueble,  testificó tener 100 años y de acuerdo a las atenciones que recibe piensa vivir mucho más.

Muy hábil, sin perder el control de la máquina de coser, Marisela López Estévez, la costurera prioriza la confección de nasobucos para sus compañeros. “Las mascarillas, explicó, las hago  con los recursos propios de la institución, no porque sobren, pero es imprescindible proteger a los abuelos aquí asistidos”.

El joven administrador del Hogar de ancianos El Recreo Carlos Cabrera Rodríguez expuso que el coronavirus tiene la entrada prohibida a la instalación, y actúan de acuerdo al llamado hecho por el Presidente Miguel Díaz-Canel  Bermúdez.

La salud es muralla inaccesible en la institución santacruceña. Los adultos mayores a su cargo no caerán en la “furia dislocada” de la COVID-19.