Rememora apoyo al INDER activista voluntario deportivo de Santa Cruz del Sur

Santa Cruz del Sur, 13 feb.- Las nueve décadas de vida le mantienen en buena forma la capacidad de recordar a Miguel Ángel Ventura Bass (Ñangue). El tiempo que dedicó al activismo voluntario en el Instituto de Deportes, Cultura Física y Recreación (INDER) de la localidad le resulta aún placentero.

Su familia, el oficio de panadero que comenzó desde muy joven, las enseñanzas en los terrenos de voleibol, fútbol y el béisbol le completan la felicidad, sin exteriorizar vanagloria.

El entrevistado ayudó a formar voleibolistas del sexo femenino en edad juvenil. Mientras que a varones de igual categoría los preparó en balompié y pelota, quienes luego estuvieron en condiciones de participar en competiciones locales y provinciales, prestigiando el patio.

Ñangue a modo de honrar a otros que como él apoyaron al INDER en los primeros años de la Revolución Cubana sin recibir salario alguno, mencionó a Esmérido de la Paz Carrero en las pesas, Ángel Fernández (El Gallego) en fútbol, Eneris Lugones en atletismo y baloncesto, Alfredo Chang (El Chino) en tenis de mesa y su hermano Ángel Ventura Bass en beisbol, entre otros.

Aseveró comedido estar dispuesto a enseñar a las presentes generaciones de bisoños atletas que requieran de su ayuda en cualquiera de los pasatiempos en los que transmitió experiencias y conocimientos.

A la citada institución, a esta instancia, la respaldan voluntariamente 227 activistas voluntarios diseminados por la cabecera municipal, y las comunidades rurales de Cándido González, Haití y La Jagua.

Ellos aseguran el desarrollo de las disciplinas objeto de práctica sistemática, la cultura física y la recreación sana. Es otro modo de cumplir con amor el legado de Fidel.