Realzan en Cuba obra de Dulce María Loynaz

La Habana, 21 dic.- La novela Jardín, única de la poetisa Dulce María Loynaz, tuvo aquí su presentación junto al libro Loynacianas, que incluye ensayos sobre la obra de la escritora.

Como parte del espacio Mujeres en línea, que organiza la prestigiosa institución cultural Casa de Las Américas, de esta capital, la cita propició este miércoles un acercamiento a textos de procedencia muy diversa, como son estos dos ejemplares de la doctora en Ciencias Filológicas Zaida Cruz, premio Alejo Carpentier y de la Crítica 2005.

El encuentro favoreció la proximidad al análisis valorativo, la investigación exhaustiva y la percepción de Jardín (escrita entre 1928 y 1935 y ahora en una nueva edición de la editorial Letras Cubanas), que tuvo la también ensayista y crítica del Instituto de Literatura y Lingüística de La Habana.

Según Cruz, permitió un conocimiento sobre el profundo estudio llevado a cabo para sacar a la luz Loynacianas (editorial Extramuros), una compilación de ensayos sobre la creación literaria de Loynaz, premio Miguel de Cervantes en 1992.

Desde el punto de vista del análisis crítico ambas obras se complementan, pues forman parte de una profunda exploración a través del mundo de Dulce María, expresó la subdirectora de la editorial de la revista Extramuros, Margarita Urquiola.

Sin embargo, al referirme específicamente a Loynacianas me honro con su presentación, pues este compendió prestigia mucho nuestra editorial, así lo consideró Urquiola.

También, estuvo presente en el encuentro de este miércoles de Mujeres en línea, la editora Esther Acosta, de Letras Cubanas, quien reprodujo esta edición crítica de Jardín.

Ganadora del Premio Nacional de Edición 2011, la reconocida intelectual subrayó cómo se percibe en el proceso de corrección las distintas impresiones.

Nos adentramos en una investigación insondable, pues había que descifrar en qué momentos aparecían variantes de términos, cambios de ellos; cómo Dulce María escribía su novela; se la daba al hermano; tachaba palabras, las revisaba y luego transformaba la primera y hasta la desechaba, puntualizó la literata. Por todos esos escondrijos, expresó la editora, penetramos para dar a conocer más tarde esta hermosa obra que Zaida realizó.

Se refirió, sobre todo, al proceso de escritura que llevó a cabo Dulce María, cómo organizó los textos, y todo ello se refleja en el trabajo de la filóloga Zaida Cruz, indicó la reconocida editora.

Loynacianas y la edición crítica de Jardín son parte de un homenaje a la mujer y poetisa en el aniversario 20 de su fallecimiento. (Texto y foto: PL)