Pueblos indígenas de Brasil repudian proyecto de Bolsonaro

Brasilia, 7 feb.- La Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) rechazó el proyecto de ley firmado por el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro para regular la minería y generación de electricidad en las reservas nativas.

‘El sueño del Gobierno de Bolsonaro es, de hecho, la voluntad de satisfacer los intereses económicos que impulsaron su candidatura y sostener su administración, aunque ello implique un total desprecio de la legislación nacional e internacional que garantiza nuestros derechos fundamentales’, indica la nota de la APIB.

La iniciativa, presentada ayer en la Cámara de Diputados por el Ejecutivo, pretende regular las actividades de explotación económica de las tierras originarias, es decir la minería, la hidroelectricidad y la agroindustria.

Tales actividades liberadas servirán a los intereses de los grandes empresarios y agricultores.

El texto fue rubricado durante una ceremonia en el Palacio del Planalto para conmemorar los 400 días de Bolsonaro en el poder.

Durante su discurso, el mandatario afirmó que era un sueño liberar las reservas indígenas para la minería, una vieja promesa de su gobierno.

‘El indio es un ser humano exactamente como nosotros. Tiene corazón, tiene sentimiento, tiene alma, tiene deseo, tiene necesidades y es tan brasileño como nosotros’, dijo Bolsonaro, haciéndose eco de una posición discriminatoria sobre los pueblos oriundos.

Por similar comentario en enero, Sonia Guajajara, coordinadora de la APIB, anunció que acudirá a los tribunales contra el jefe de Estado por el delito de racismo.

‘APIB irá a la justicia contra Jair Bolsonaro por un crimen de racismo. Nosotros, los pueblos indígenas, que venimos de esta tierra, exigimos respeto! Bolsonaro una vez más desgarra la Constitución al negar nuestra existencia como seres humanos. Debemos detener a este pervertido!’, publicó Guajajara en la red social Twitter.

En una plataforma digital, el excapitán del Ejército escribió en la ocasión sobre la creación del Consejo Amazónico y afirmó que, cada vez más, el ‘indio está evolucionando’ y convirtiéndose en un ‘ser humano igual a nosotros’. ‘Con toda seguridad, el indio ha cambiado. Está evolucionando. Cada vez más el indio es un ser humano como nosotros’.

La aseveración provocó innumerables críticas. El diputado federal Marcelo Freixo afirmó que el discurso del presidente es ‘típico de un nazi’.

Tras cuatro días de reuniones bajo el liderazgo del cacique Raoni Metuktire, más de 600 indígenas firmaron en enero una carta-manifiesto en la que denuncian la política genocida que aplica la administración de Bolsonaro contra los pueblos nativos.

Nombrado Manifesto de Piaraçu, el escrito denuncia el proyecto en curso del Gobierno de ‘genocidio, etnocidio y ecocidio’. (Prensa Latina)