Presión popular y de Ejército llevó a renuncia de presidente argelino (+Fotos)

Argel, 3 abr .-El presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika, presentó oficialmente su dimisión ante el Consejo Constitucional, horas después de que el Ejército la consideró una cuestión ”inmediata e irrevocable” y tras semanas de multitudinarias manifestaciones en el país.

 

La agencia estatal APS informó que el jefe de Estado adoptó la decisión ‘de poner fin a su mandato’, el cual expiraba el 28 de abril, según los términos de la Constitución.

‘El presidente de la República, Abdelaziz Bouteflika, ha notificado oficialmente al presidente del Consejo Constitucional (Tayez Belaiz) su decisión de poner fin a su mandato …’, refiere el comunicado.

Hace escasas horas, el jefe del Estado Mayor del Ejército, general Ahmed Gaid Salah, subrayó que la dimisión del mandatario era ‘irrevocable’ y pasaba por ‘aplicar inmediatamente una solución constitucional’ para acabar con la crisis política agravada desde el 22 de febrero.

En una reunión con el alto mando argelino, el también viceministro de la Defensa Nacional aseguró que la institución castrense estaba comprometida con ‘hallar una solución a la crisis que emane exclusiva y estrictamente de su lealtad a la patria’.

A partir de la presentación de la renuncia, el Consejo Constitucional deberá ratificarla y la Carta Magna contempla que el presidente del Senado (cámara alta del parlamento), Abdelkader Bensalah, asuma de forma interina la jefatura del Estado durante un período máximo de 90 días.

Cientos de residentes en Argel se dirigieron esta noche hacia la Grande Poste, un punto del centro capitalino devenido epicentro de las protestas durante los últimos seis viernes, y entre cánticos, consignas y el accionar de bocinas de vehículos celebran lo que llaman ‘fin de era Boute’.

No obstante, algunas personas consultadas aseguraron que se mantendrá la gran movilización del venidero viernes para ‘acabar el trabajo’ y exigir la salida del ‘sistema’ (poder) de toda la vieja guardia ligada al expresidente.

Según el procedimiento constitucional, en ese lapso debería convocarse a nuevas elecciones, pero todo apunta a que el Ejército hará valer la hoja de ruta trazada por Bouteflika para la transición, a saber, una conferencia nacional inclusiva y una asamblea constituyentes para una nueva ley de leyes.

Gaid Salah invocó el 26 de marzo el artículo 102 que permitía inhabilitar a Bouteflika para gobernar por ‘enfermedad grave y duradera’, dado que a sus 82 años está convaleciente de un derrame cerebral sufrido en 2013.

Muchos manifestantes reprobaron esa propuesta y dijeron sentirse engañados con lo que consideran una maniobra de la cúpula militar histórica para retener el poder, pues tanto el presidente del Consejo Constitucional como el del Senado son figuras afines al ahora exjefe de Estado.

Sin embargo, hoy el jefe del Estado Mayor del Ejército reiteró la disposición de la institución militar a acoger favorablemente la demanda de los inconformes para que se tuviera en cuenta el artículo siete de la Constitución, y días atrás él mismo añadió el ocho.

El acápite siete refiere que ‘el pueblo es la fuente de todo poder’ y ‘la soberanía nacional reside exclusivamente en el pueblo’, y el ocho añade que ‘el poder constituyente pertenece al pueblo’ y que ‘el pueblo ejerce su soberanía por medio de las instituciones que se dan’.

Del mismo modo, ese texto indica que tal soberanía ‘el pueblo la ejerce también por vía de referéndum y por medio de sus representantes elegidos’, y añade que ‘el presidente de la República puede directamente recurrir a la expresión de la voluntad del pueblo’.

La crisis política de esta nación norafricana estalló el 22 de febrero cuando Bouteflika anunció que se postularía a un quinto mandato, lo cual luego declinó debido a las protestas populares, pero aplazó las elecciones del 18 de abril y trazó una hoja de ruta para la transición.