Nuevo programa televisivo exalta los valores de la Cinemateca de Cuba

La Habana, 10 sep.- “El gran asalto al tren”, primera película de vaqueros, era casi un filme incógnito para los que solo lo conocían de oídas, pero no se habían acercado a La Cinemateca de Cuba para disfrutar de su proyección. El programa televisivo “Ve y mira” dio esa posibilidad.

Llegó este verano al Canal Habana y ya lo vimos traspasando el umbral de Septiembre, con verdadera alegría.

Lo podemos disfrutar los lunes a las 7 pm, o en retrasmisión los sábados a la misma hora.

Dirigido y escrito por Lázaro Alderete, realizador y especialista de esa institución, nos acerca al universo de La Cinemateca de Cuba. En una de sus emisiones vimos la preciada bóveda que guarda verdaderas maravillas fílmicas de todas partes, para su conservación y exhibición; porque como escuchamos en una de sus salidas al aire “de nada vale guardar si no compartimos con los demás nuestros tesoros”.

Su conductor, Leonel Leblanch, con magnífica dicción, nos lleva por los caminos del conocimiento, sin el temido teque, con entrevistas a especialistas, un comentario del crítico Daniel Céspedes y una sección donde por medio de fotos se recuerda la visita de alguna personalidad del mundo del Séptimo Arte a nuestro país, entre otras atractivas secciones.

Siempre nos trae un tema diferente. Con uno de ellos vimos fragmentos de “Maracas y bongó” (1932) de Max Torquella, primer largometraje sonoro cubano, producido por la B.P.P., con fotografía de Ernesto Caparrós, por solo citar otro ejemplo.

Ante la mismísima puerta de La Cinemateca de Cuba (cine 23 y 12) se nos invita a participar de sus muchas actividades.

Cierra con una frase dicha por algún antológico creador cinematográfico.

Nosotros también lo hacemos hoy: “Si logramos que los espectadores permanezcan sentados en sus butacas habremos fracasado. Tenemos que lograr que se sientan atados a ellas.” Frank Capra.

¡Ah¡ El nombre del espacio se debe a una película sobre la Segunda Guerra Mundial, que dio mucho de qué hablar. ¡Adelante!: investiguen.