Músico de EE.UU. organiza ‘cumbre’ rumbera en Cuba

La Habana, 5 oct .-El Rumbazo 2, segundo maratón anual de esta expresión musical-danzaria será una cumbre cubana de la rumba, aseguró aquí el investigador y promotor estadounidense de viajes culturales Ned Soublette.

 

‘Con la presencia de Pedrito Martínez como invitado especial, estrella cubana de la percusión radicado en Estados Unidos desde hace 20 años, tendremos desde el 8 hasta el 12 de noviembre tres conciertos en el teatro Mella y un gran rumbazo el sábado 10 en el Salón Rosado Benny Moré de la Tropical’, dijo Soublette en exclusiva a Prensa Latina.

Actual líder de Postmambo -entidad organizadora del acontecimiento cultural junto al Instituto Cubano de la de la Música- el también autor de varios libros llegó a la mayor de las Antillas en 1990, y desde entonces quedó cautivado por la riqueza espiritual de lo que denomina ‘Isla de la música’.

De esa interrelación nació en 1999 su fonograma Cowboy Rumba, en el cual combinó la tradición de la lírica del country con géneros de origen cubano como el son, la timba, la rumba y el merengue dominicano.

En esa producción incorporó a la más reconocida agrupación rumbera de todos los tiempos en la mayor de las Antillas, los Muñequitos de Matanzas, a NG La Banda y fue asesorado por la musicóloga y productora Cary Diez, ganadora de un Grammy Latino por el álbum antológico ‘La Rumba soy yo’ (2001).

Según el estadounidense conocido en el ambiente musical como ‘el vaquero de la rumba’, la experiencia exitosa del Rumbazo 1 el año pasado, dedicado al aniversario 65 de los Muñequitos de Matanzas, constituye un reto en 2018 para superar lo alcanzado entonces.

‘Ahora está dedicado a Yoruba Andabo, y traemos a un invitado muy especial, Pedrito Martínez, artista excepcional, quien hoy triunfa en el mundo, tras iniciarse precisamente con Yoruba Andabo’.

Soublette describe Martínez como un rumbero formado empíricamente en el barrio habanero de Cayo Hueso, cuyo talento como excepcional percusionista, cantante y bailarín le permitió escalar hasta lo más alto de los escenarios internacionales.

‘Es uno de los pocos congueros que a escala global ha podido mantenerse al frente de una banda con una línea muy similar a la de Chano Pozo y Mongo Santamaría’, señala en relación con este artista performático.

Sin embargo, aclara el promotor que el menú del Rumbazo es mucho más amplio en 2018, y menciona nuevamente a Los Muñequitos de Matanzas, los jóvenes integrantes de Osain del Monte, Clave y Guaguancó y Los Papines, a quienes califica de ‘viejos leones legendarios’.

‘Desde las provincias vendrán también importantes grupos como Rumbávila de la central Ciego de Ávila, muy influido por las raíces haitianas; de Cienfuegos llegará Ochareo, Rumbatá de Camaguey, también de Matanzas Rumbatimba, y de La Habana Timbalaye, además de Ronald y su explosión rumbera’.

El estudioso estadounidense anuncia como un acontecimiento la participación del conjunto Guiros de San Cristóbal en uno de los espectáculos del teatro Mella, sede principal del festival.

‘Fundado en 1953,-significa Soublette-, este ensamble apenas es conocido en los grandes escenarios porque ha desarrollado toda su actividad en el ultramarino municipio habanero de Regla’.

Al describir la programación, el entusiasta promotor insistió en que ‘se trata de una cumbre de la rumba’, expresión de la identidad cubana clasificada como patrimonio inmaterial de la humanidad por la Oficina de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. (PL)