La Universidad de Camagüey puede aportar más al desarrollo socioeconómico

Camagüey, 7 oct.- Los proyectos extensionistas promovidos por las cátedras honoríficas de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz (UC), y su influencia en la formación de los estudiantes, al igual que las prácticas pre-profesionales, fueron temas del primer Claustro de profesores correspondiente al curso 2018-2019, que sesionó en la Escuela del Partido Cándido González Morales, en esta ciudad.

En el análisis del trabajo extensionista realizado este sábado, Amado Llanes Crespo, vicerrector que atiende esa área, destacó la labor de la Cátedra Honorífica para el estudio del pensamiento del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, que celebra eventos científicos estudiantiles relacionados con la vida y obra del Comandante, y creó una página web donde se divulga su quehacer, entre otras acciones que incluyen a los medios de difusión provinciales.

Llanes Crespo señaló que los resultados de las 36 cátedras con que cuenta la casa de altos estudios repercuten en el fortalecimiento del trabajo ideológico y la consolidación de los vínculos con otras instituciones de la provincia, el país y el exterior, fundamentalmente a través del campo de la investigación y la superación.

Durante el debate acerca de las experiencias que exhiben los centros afiliados, el Dr. en C. Santiago Lajes Choy, rector de la UC, valoró que debe profundizarse en el cambio del modo de actuar de los alumnos y exhortó a mayor gestión de contenidos y transmitirlos a los estudiantes para su preparación.

Asimismo, se suscitaron intervenciones sobre la importancia de las prácticas pre-profesionales, y las buenas relaciones con los organismos y empresas, entre ellos los medios de prensa, para beneficio de la carrera de Periodismo; y por otro lado, las acciones a favor del desarrollo que promueve el Centro Universitario del municipio de Jimaguayú con entidades de la localidad.

Acerca del quehacer de las cátedras y proyectos, Jorge Luis Tapia Fonseca, primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en la provincia, subrayó que la UC debe verse como un gran laboratorio de tareas que favorezcan el desarrollo local, y convocó a mayor integración con las entidades, organizaciones y direcciones administrativas.

El también miembro del Comité Central del PCC se refirió a las potencialidades existentes para aumentar la producción de alimentos, principalmente de viandas y frutas, objetivo en el que ese plantel de la Educación Superior puede aportar mediante los convenios, por ejemplo, en la obtención de plántulas por el método de cultivo in vitro, teniendo en cuenta la capacidad de producción existente.

Esta y otras acciones también se revierten en la cultura de trabajadores y alumnos, los compromete con el progreso y son programas donde está vigente el pensamiento económico de Ernesto Guevara y Fidel Castro, a quienes dedican su trabajo dos de las cátedras honoríficas, según reflexionó Tapia Fonseca.

El primer Claustro del actual periodo lectivo fue momento propicio para reconocer a un grupo de carreras y programas de Maestría y Doctorado sometidos a evaluación por la Junta de Acreditación Nacional, los cuales obtuvieron la categoría de excelencia, así como a profesores destacados en diferentes ramas de la Educación Superior.

Al finalizar la jornada de trabajo se proyectaron materiales audiovisuales que muestran el amplio plan de obras de beneficio social ejecutadas en la provincia agramontina en los últimos meses y, por otro lado, las que se acometen con vistas  al aniversario 505 de la otrora villa de Santa María del Puerto del Príncipe, hoy ciudad de Camagüey, algunas de ellas con participación de estudiantes y trabajadores de la UC.

Al encuentro asistieron también la diputada Isabel González Cárdenas, presidenta del Gobierno, otros dirigentes del PCC y de la Unión de Jóvenes Comunistas; Doraine Linares Jiménez, presidenta de la Federación de Estudiantes Universitarios en la UC, y miembros del Consejo de Dirección de esa institución, primera de su tipo fundada en Cuba después de 1959.

Los docentes e invitados recordaron a las víctimas del acto terrorista del 6 de octubre de 1976, catalogado como uno de los más brutales contra la Revolución cubana, con protagonismo de la Agencia Central de Inteligencia al servicio del Gobierno de Estados Unidos, en el cual perdieron la vida 73 personas, la mayoría cubanos. (Jorge L. Moreira Massagué/ Radio Cadena Agramonte.) (Foto: Archivo)