La democracia participativa vive un nuevo capítulo en Camagüey

[:es]

Por Maykel Torres la Rosa/ Radio Cadena Agramonte.

Camagüey, 4 de abr.- Desde ayer, en las noches de abril y mayo ondeará en toda la llanura camagüeyana la bandera de la democracia participativa, cuando miles de agramontinos protagonicen, de forma consciente, el cuarto proceso de rendición de cuenta del delegado a sus electores correspondiente al XVI período de mandato de los órganos locales del Poder Popular.

Para lograr un debate con éxito es necesario que el delegado o delegada domine todo acerca de su comunidad: los problemas más sensibles, un diagnóstico completo del lugar que posibilite la actualización de las problemáticas para lograr un fructífero diálogo con los vecinos de cada demarcación.

Entre las principales preocupaciones e inquietudes del pasado proceso estuvieron el arreglo de calles y caminos, eliminación de zonas de bajo voltaje y cambio de postes, mejorar el transporte público, fiscalización y apoyo a las labores de higienización, la rehabilitación de redes conductoras de agua y el enfrentamiento a ilegalidades y delitos.

En la Constitución de la República se plantea que la soberanía reside en el pueblo y que de esta emana todo el poder del Estado, y precisamente la máxima autoridad es el conjunto de todos los electores, así que unidos junto al Gobierno y los organismos debemos buscar la solución a los problemas en cada comunidad.

De la gestión del delegado parte su autoridad y el respeto de sus electores hacia él, pero todos en el barrio tenemos la responsabilidad de ayudar, de ser innovadores y apoyarlo.

El sistema social que construimos en esta isla de estirpe mambisa demanda cada día más de la entrega y unidad en torno a la Revolución. Las reuniones de circunscripción son el alma y el corazón de la democracia cubana. (Imagen: Archivo)[:]