Kuczynski acepta dimisión del Ministro peruano del Interior

Lima, 23 dic.- La aceptación de la renuncia de un ministro, anunciada este viernes, es solo el preludio de una mayor recomposición del equipo gobernante, tras evitarse la destitución del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski.

El titular del Interior, Carlos Basombrío, informó que el mandatario aceptó su dimisión, presentada la semana pasada, luego de la denuncia de que una compañía de Kuczynski recibió, hace más de una década, pagos de la empresa brasileña Odebrecht por servicios financieros, hecho que él había negado.

Ese fue el motivo del proyecto de destitución del gobernante, que no pudo aprobarse por no contar con los votos de dos tercios de los integrantes del Parlamento.

Basombrío añadió que su retiro se hará efectivo en enero, cuando el mandatario, según la ministra de la Mujer, Ana María Choquehuanca, haría cambios en su equipo gobernante.

El semanario Hildebrandt en sus 13 recogió las versiones que indican que el mandatario prepara una recomposición del Gabinete, en la que dejarán sus cargos titulares que, como Basombrío, no lo apoyaron ante la grave crisis y hasta le aconsejaron que la única opción que tenía era la renuncia.

La publicación señala que entre los reemplazados estarían el canciller Ricardo Luna, porque supuestamente no respaldó gestiones internacionales de Kuczynski para enfrentar el proceso de vacancia, y el ministro de Justicia, Enrique Mendoza, quien al ser asesor jurídico presidencial, tuvo un rol muy discreto.

También menciona los casos de los ministros de la Producción, Pedro Olaechea, y de Agricultura, Juan Manuel Hernández, quienes, afirman, aconsejaban al mandatario dimitir ante la crisis.

“El presidente debe meditar seriamente sobre una recomposición del Gabinete”, declaró, por su parte, el vocero parlamentario del gobernante partido Peruanos por el Kambio (PPK), Juan Sheput.

En medio de llamados de comentaristas a insistir en el esfuerzo de concertar con FP, lo que el Gobierno ha intentado con escaso éxito con el fujimorismo, Sheput dijo que el presidente debe hacer alianzas con las fuerzas opuestas a su destitución.

Entre esas organizaciones mencionó al progresista Movimiento Nuevo Perú (MNP), la centroderechista Alianza para el Progreso y el sector del tradicional Partido Aprista que votó contra la vacancia presidencial.

El MNP negó su apoyo a la destitución, al retirarse antes de la votación de anoche debido, según explicó, a que condena tanto el “lobismo” (uso del poder para hacer negocios) de Kuczynski como el golpismo que atribuye al FP mediante procesos contra altos magistrados y la vacancia no alcanzaba. (Texto y foto: PL)