Instalan tomógrafo multicorte en hospital oncológico de Camagüey

Camagüey, 13 ago.- En el hospital oncológico “Marie Curie”, de la ciudad de Camagüe, que también presta servicios a pacientes de Ciego de Ávila y Las Tunas, quedó inaugurado un tomógrafo axial computarizado (TAC) multicorte, que mejorará las opciones para el diagnóstico temprano en el centro.

Más de 60 años tiene esa institución, en las últimas décadas uno de las tres regionalizadas en Cuba para la atención especializada del cáncer, y nunca había contado con los servicios de esa tecnología, en este caso de 16 cortes o imágenes superpuestas que proporcionan una alta precisión visual.

Según explicó a esta agencia Humberto González Duarte, director del Oncológico camagüeyano, antes de instalar el TAC las necesidades de tomografías se solventaban con 10 turnos semanales que el hospital universitario “Manuel Ascunce Domenech” destinaba a los pacientes del “Marie Curie”.

Eso, por supuesto, resulta insuficiente ante la demanda y la premisa de ofrecer un diagnóstico temprano de tumoraciones malignas, vital para el éxito de los tratamientos y el alargamiento y la calidad de vida del paciente, que a veces debía esperar hasta 60 días para acceder al procedimiento, comentó el doctor.

Ahora, aunque en el período de puesta en marcha posterior a la apertura del nuevo servicio todavía se alternará con la disponibilidad en el otro hospital, la presencia del TAC permitirá efectuar unas 100 tomografías semanales, y así se reducirá la espera hasta no más de siete días, enfatizó el directivo.

La inauguración del tomógrafo, que complementará técnicas como el examen clínico, el ultrasonido, las mamografías y la anatomía patológica, fue una de las obras que el sector de la Salud en el territorio dedicó al cumpleaños 90 de Fidel Castro, líder de la Revolución cubana.

Con un presupuesto, este año, de más de un millón de pesos en reparación y mantenimiento, se espera que en los próximos meses y el venidero 2017 se concluya la instalación de más equipamiento tecnológico, como una fuente de cobalto 60 para radioterapia y un equipo de braquiterapia para radiaciones internas.

Lo completan, además, una cámara gamma para revitalizar el servicio de Medicina Nuclear, y un equipo de terapia superficial, para lesiones en la piel y otras zonas no profundas dentro del organismo. (Lianet Leandro López/ACN) (Foto: Leandro Pérez/Adelante)