Ex atleta de boxeo de Santa Cruz del Sur recuerda sus victorias sobre el ring

Santa Cruz del Sur, 20 ene.- En el otrora  barrio Estación del poblado Cándido González de la localidad desarrolló su infancia Ramón Mafferson Cairo. El deber escolar, los regaños oportunos de los padres y los juegos de bola, formaban parte de su cotidiana vida en ese entonces.

Se anexaron a esa etapa, además, en esporádicas ocasiones alguna que otra riña con algún conocido por asunto sin mucha importancia, altercado que finalmente terminaba  en un fuerte abrazo con el adversario, pues para él la amistad no tiene precio.

Con tan sólo  once años se acercó a su vecino Baby Cemento, quien había sido boxeador profesional y le pidió solicito lo enseñara a pelear. “Él tenía  los medios de entrenamiento, es decir  guantes y protectores.

Me respondió que me entrenaría si yo me portaba bien  pues un atleta  no podía cometer indisciplinas. Le respondí que haría sin chistar lo que me pedía”, comentó.

En la escuela taller de la citada comunidad rural, donde al finalizar los estudios se convertiría en técnico del azúcar, la práctica del deporte era de obligatorio cumplimiento. “Me puse los guantes y subí al ring en las competiciones locales inter escuelas. En esa oportunidad le gané, aseveró, al lugareño Noel Santana”.

A la vez que el entrevistado cursaba la carrera técnica ejecutaba los compromisos con la Columna Juvenil del Centenario (CJC), actual Ejército Juvenil del Trabajo (EJT).

“En cuanto la jefatura de la CJC descubrió mi potencialidad en el cuadrilátero me dieron mayor atención. Participé, añadió, en campeonatos en Matanzas y la región Amancio Rodríguez-Santa Cruz del Sur, en los 57 y 54 kilogramos obteniendo medallas de oro y bronce, individualmente”.

Una  vez egresado y desmovilizado de la Columna Juvenil del Centenario recibe las preparaciones propias de la disciplina con el entrenador del patio Yoyi Alpizar López. Al cuadro de pelea subió Ramón  otras doce veces saliendo siempre victorioso. Aunque en 1976 pierde frente al pinareño Marcelino Perdomo.

No podemos dejar de puntualizar que al desligarse por edad del ejercicio de los puños Ramón Mafferson Cairo se vinculó a 26 contiendas de la gramínea como operador de cosechadora de corte mecanizado  convirtiéndose en vanguardia nacional, pudiendo visitar la entonces  Unión Soviética en grupo organizado por el Fidel.

Ya está próximo a jubilarse como operador de bomba en la Unidad Empresarial de Base (UEB) CULTISUR, pero en las tardes al llegar a su casa apartamento se pone la ropa y zapatillas apropiadas para ejercitarse físicamente como le corresponde a un disciplinado ex boxeador.