Enaltecen en El Líbano legado de Fidel Castro

Baalbek, El Líbano, 20 may.- Representantes de distintas organizaciones políticas libanesas enaltecieron aquí el legado revolucionario e internacionalista del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, en particular su inquebrantable apoyo a los pueblos árabes.

Convocados por el Partido Comunista Libanés (PCL) en esta localidad del noreste del valle de la Bekaa, miembros de movimientos sociales, sindicales, cívicos y políticos rindieron homenaje póstumo al ex presidente cubano, fallecido el 25 de noviembre del pasado año.

“Ninguna revolución triunfa si su propio pueblo no la dirige”, aseveró el miembro del PCL Bachir Harb en un acto que tuvo como invitado especial al héroe de la República de Cuba y antiterrorista René González, quien realiza una visita a esta nación árabe junto a su esposa Olga Salanueva.

Harb repasó los momentos más relevantes de la trayectoria internacionalista de la Revolución cubana, empezando por Argelia y que se extendió a otros países, y subrayó que siempre mostró especial apoyo hacia la causa palestina, considerada la más importante para los pueblos árabes.

Mencionó como hecho ilustrativo de la irrenunciable solidaridad con los árabes el hecho de que la embajada de Cuba en Beirut fue la última en cerrar durante la invasión militar de Israel a El Líbano en 1982.

Asimismo, encomió acciones solidarias de la isla caribeña, cuyos dirigentes -dijo- ofrecieron todo cuanto tenían en medio de difíciles condiciones y severas limitaciones.

Por su lado, González subrayó que “una revolución verdadera lo cambia todo y abre las mentes de sus ciudadanos al mundo”, y eso fue “el milagro que Fidel Castro hizo en la mente de sus compatriotas durante más de medio siglo”.

Valoró al extinto estadista como “el revolucionario más exitoso de la historia de la humanidad” cuyo legado comparó con la impronta dejada por renombradas personalidades de la historia universal que tuvieron algún vínculo con la otrora Baalbek, que en idioma árabe significa Ciudad del Sol.

Gobernantes de varias dinastías tuvieron que ordenar la edificación de templos, monumentos, esculturas y sitios relevantes para perpetuar su paso por estas tierras, pero a Fidel Castro se le recuerda y recordará por su ejemplo y la amistad que profesó a los árabes, dijo.

“Muchos emperadores pasaron por Baalbek, pero Fidel Castro sin pasar dejó huella imperecedera”, remarcó momentos después de recorrer las impresionantes ruinas romanas de esta localidad próxima a la frontera con Siria.

El Héroe de la República de Cuba visitó esta ciudad del valle de la Bekaa por invitación de activistas de la solidaridad con la isla antillana, al igual que hizo el miércoles durante un recorrido por las localidades sureñas de Tiro, Nabatiyeh y Saida.

En los restos de la cárcel de Khiam, en las proximidades de la frontera libanesa con Israel, René González y la periodista de la televisión cubana Arleen Rodríguez grabaron un capítulo del programa Reflexiones, producido conjuntamente con el canal panárabe Al-Mayadeen.

Además, visitó el Museo de la Resistencia libanesa en Mleeta y fue agasajado por activistas de distintas instancias políticas solidarias con Cuba en Saida, incluido el secretario general de la Organización Popular Nasserista, Osama Saad. (Texto y foto: PL)