Destacan en Roma 85 años de relaciones diplomáticas Cuba-Santa Sede (+Video)

Roma, 6 jun.- En la víspera de su aniversario 85, las relaciones diplomáticas ininterrumpidas entre Cuba y la Santa Sede se caracterizan hoy por un diálogo abierto, respetuoso y la voluntad mutua de seguir desarrollándolas.

 

Así lo expresó a Prensa Latina el embajador de la nación caribeña ante la Santa Sede, Jorge Quesada, quien destacó que son vínculos basados en la confianza y reconocimiento recíprocos, a partir de un diálogo reforzado por el trabajo diplomático de representantes de ambas partes.

En ese sentido, se refirió al papel desempeñado por monseñor Cesare Zacchi (1914-1991) quien durante sus años de estancia en la Nunciatura Apostólica en Cuba desarrolló un trabajo que favoreció el acercamiento entre el estado y la iglesia, y mantuvo una amistad personal con el entonces presidente, Fidel Castro.

Exaltó, asimismo, la labor del escritor y periodista Luis Amado Blanco (1903-1975), embajador de Cuba ante la Santa Sede durante más de una década, quien llegó a ser decano del cuerpo diplomático hasta su fallecimiento en esta capital.

Quesada citó como momentos relevantes en la historia reciente de las relaciones bilaterales las visitas oficiales realizadas al Vaticano por los entonces presidentes de Cuba, Fidel castro, en 1996, y Raúl Castro, en 2015, ocasiones en las cuales fueron recibidos por los papas Juan Pablo II y Francisco, respectivamente.

Además, la visita efectuada por el actual presidente, Miguel Díaz-Canel, cuando en 2013 encabezó la delegación cubana al inicio del pontificado de Francisco, como primer vicepresidente entonces de los Consejos de Estado y de Ministros.

El diplomático de 59 años y 37 como funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de su país, con experiencias anteriores como embajador en Grecia y Turquía, se refirió además a las visitas apostólicas realizadas a Cuba por Juan Pablo II, en 1998, Benedicto XVI, 2012 y Francisco, 2015.

El hecho de que los tres últimos papas hayan visitado Cuba, dijo, nos coloca, junto con Brasil, entre los dos países latinoamericanos con esa especificidad.

En cada una de esas visitas, añadió, tanto las autoridades como el pueblo cubano mostraron respeto, afecto y hospitalidad a los papas, quienes, al mismo tiempo pudieron conocer mejor a un pueblo seguro de sus convicciones, noble, instruido, ecuánime y organizado que defiende la verdad y escucha con respeto.

Resaltó también el encuentro entre el papa Francisco y Kiril, patriarca de Moscú y toda Rusia, en La Habana, en febrero de 2016, donde suscribieron ‘una conocida e histórica declaración conjunta’.

El hecho de que el papa Francisco haya decidido escoger la capital cubana como el lugar para que se produjera este encuentro y su comentario de que la capital de Cuba podía convertirse en ‘capital de la unidad’ sin lugar a dudas constituyó un elemento significativo y de reconocimiento para nuestro país, precisó.

En esa ocasión, el sumo pontífice se entrevistó con el entonces presidente Raúl Castro, como continuidad y fortalecimiento de los vínculos bilaterales, añadió.

Al referirse a las actividades para conmemorar la efeméride, suspendidas por la emergencia generada por la Covid-19, el embajador acotó que ambas partes conceden gran importancia a la celebración por lo que harán lo posible por realizar alguna de ellas antes que concluya el año. (Prensa latina)