Denuncian impacto del bloqueo de EE.UU. en Comercio Interior cubano

La Habana, 10 oct.- Trabajadores estatales y privados del Comercio, la Gastronomía y los Servicios a la población denunciaron en esta capital el impacto del bloqueo económico de Estados Unidos en esos sectores y exigieron su levantamiento incondicional.

En una audiencia pública convocada por la Comisión de Atención a los Servicios de la Asamblea Nacional del Poder Popular, funcionarios, diputados y trabajadores expusieron este martes  ejemplos concretos de las afectaciones del cerco vigente por casi 60 años, el cual recrudeció el presidente Donald Trump desde su llegada a la Casa Blanca, en enero de 2017.

La viceministra del Comercio Interior (MINCIN) Nancy Valdés señaló que por su cercanía, Estados Unidos es un mercado natural de la isla caribeña, pero sucesivas administraciones norteamericanas han restringido el acceso.

Al hecho de que no nos vedan productos ni nos den financiamientos se suma el carácter extraterritorial del bloqueo, situación que impactan negativamente nuestro sector, subrayó en el encuentro, que siguió a los efectuados la semana pasada con la participación de médicos, campesinos y estudiantes.

Valdés condenó las afectaciones relacionadas con el bloqueo en el Comercio Interior, entre ellas el incremento de costos a la hora de comprar productos, ya sea por la necesidad de acudir a intermediarios o de adquirirlos muy lejos de Cuba.

También genera daños por las tasas de cambio, teniendo en cuenta que las sanciones de Washington incluyen la imposibilidad de usar el dólar estadounidense en las transacciones, agregó la Viceministra, quien formó parte de un panel de expertos durante la audiencia pública.

Respecto a algunos productos de alta demanda en la población golpeados por el bloqueo, mencionó el arroz, los chícharos, los frijoles, la ropa reciclada, los tejidos y los insumos de la gastronomía.

Se trata de renglones que, de no ser por el cerco, podrían adquirirse en Estados Unidos a menores precios y con menos costo de transportación, sin embargo, deben gestionarse en mercados mucho más lejos, como Vietnam, Paquistán, Brasil, Uruguay, China, España y Portugal, afirmó.

Otros panelistas y participantes en la audiencia pública denunciaron el impacto del bloqueo norteamericano en el sector privado y el cooperativismo.

En ese sentido, precisaron que el bloqueo económico, comercial y financiero impide la creación de un mercado mayorista, clave para el desenvolvimiento de los trabajadores no estatales, que suman más de medio millón de personas.

La presidenta de la Comisión de Atención a los Servicios de la Asamblea Nacional, María del Carmen Concepción, insistió en la importancia de la unidad de todos los cubanos como arma de lucha contra el bloqueo.

Por su parte, la secretaria de la propia Comisión, Marta Marín, leyó una declaración que reitera el llamamiento a los parlamentarios del mundo para que se sumen al reclamo de levantamiento del cerco.

Las audiencias públicas se realizan en el contexto del reclamo que se realiza desde Cuba a pocos días de que la Asamblea General de la ONU vote, el 31 de octubre, un nuevo proyecto de resolución sobre la necesidad de poner fin al cerco impuesto por Washington.

Desde 1992, iniciativas similares han recibido un categórico respaldo, que en los últimos tres años expresaron 191 de los 193 Estados miembros de la organización multilateral. (Texto y foto: PL)