De frente al surco crecen producciones agrícolas en Santa Cruz del Sur

Santa Cruz del Sur, 1ro abr .- El único modo de adelantar en las tareas productivas es creciéndose por encima de las responsabilidades, dijo la obrera agrícola Herma López Mola, quien integra el colectivo de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) 9 de Noviembre.

“Soy una joven con arrugas”, expresó suspicaz, para seguidamente sonreír, mientras sujetaba la guataca. “Ya almaceno 75 años y míreme como me conservo; mientras más trabajo mi salud es mejor. Cuando canta el gallo a las seis de la mañana le digo a mi esposo: levántate, que la cama, al salir el sol, no se hizo para la gente voluntariosa”.

Allá la encontramos con el instrumento de labor en un área sembrada de boniato. “Conmigo la hierba no tiene vida… Mire, aquel que está allá es mi esposo, vamos, se lo voy a presentar”.

Raúl León Naranjo en cuanto ve acercarse a la cónyuge, deja de hacer su quehacer. “Vieja, por lo visto tenemos visita… Acérquese compañero y pregunte lo que deseé, pues yo conozco el motivo de su presencia por acá”. Bastó una sola interrogante para anotar varias respuestas.

“De la faena honrada, se ha demostrado, se vive sin temor a nada. Sepa esto: nosotros estamos enamorados uno del otro como el arroyo de su cauce, también amamos los cultivos, la tierra, los alimentos que salen de ella, porque ayudamos a producirlos”, afirma el ejercitado obrero agrícola, quien continúa acondicionando un estrecho canal por donde surca cristalina agua hacia el cercano sembradío del boniato.

Esta UBPC del municipio Santa Cruz del Sur, se encuentra al fondo de la comunidad El Francés, beneficiada por el afluente del río Najasa. Sobre los desnivelados terrenos, se muestra más recuperada la entidad con 120 hectáreas adecuadas para el riego por gravedad, sin embargo, la invasión del marabú permite hasta el momento utilizar el 39% de esa superficie (47 hectáreas).

Basta el vocablo fuerte de Marcelino Ortíz Avilés, uno de los cortadores de la invasora planta, para sacar precisa conclusión sobre él: Sistemático contra el malcarado marabú. “Le entramos calmados, sin miedo, dejándolo poco a poco sin vida. Lo que se va logrando es porque el cansancio no tiene entrada en esta Unidad Básica”, manifestó lacónico.

“Tenemos plantadas, total, tan sólo 20 hectáreas, donde hay plátano, yuca, boniato y arroz. En breve sembraremos una hectárea de frijol, 6 de calabaza y 4 de maíz. Además hemos entregado tierras a usufructuarios acogidos al Decreto-Ley 300 para incrementar el cultivo del referido cereal, en beneficio del pueblo y de nuestro colectivo”, formuló Yosbani Rubio Acosta, jefe de producción.

Polvareda y Peligroso, apenas se ven fatigados. “A estos animales los elogia todo el que los ve. Sin maltratarlos ni gritarles cumplen el cometido diario. Los compré con mi propio dinero. Con ellos obtendré provechosos resultados”, planteó Luis Gamboa Martínez, joven boyero.

En cuanto a la entrega de leche de vaca, se informó, que al cierre de febrero fueron remitidos a la industria una cantidad superior a los 19 mil 200 litros, sobrecumpliendo lo establecido al 120%.

Los obreros y la directiva de la UBPC 9 de Noviembre en este territorio, inmersos en el proceso productivo, desean dejar alistadas 7 hectáreas, a fin de completar otra caballería involucrada en el programa alimentario, como saludo al VII Congreso de los comunistas cubanos y al 90 cumpleaños del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.