Cumbre de MNOAL cierra con voto por el multilateralismo y contra sanciones

La Habana, 27 oct.- Con un voto unánime en pos del multilateralismo y en contra de la política de sanciones, tan practicada en el mundo de hoy por EE.UU., concluyó en Bakú, capital de Azerbaiyán, la XVIII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, en la cual Cuba tuvo otra vez una importante participación.

La Isla reiteró el compromiso de continuar trabajando por el establecimiento de un orden internacional democrático, justo y equitativo, que responda al reclamo de paz, desarrollo sostenible y justicia de los pueblos del mundo, refirió la Cancillería de la mayor de las Antillas en su cuenta de la red social Twitter, al dar cuenta del cierre oficial de este foro donde participó una delegación de alto nivel encabezada por el presidente, Miguel Díaz-Canel.

Despachos de prensa desde esa ciudad precisan que el resultado más relevante de la Cumbre fue la coincidencia de intereses y esfuerzos de los 120 países que integran este mecanismo para derribar el unilateralismo en las relaciones internacionales, y cada vez se impongan con más fuerza el multilateralismo.

Prensa Latina citó al director de general de Asuntos Multilaterales de la Cancillería cubana, Rodolfo Reyes Rodríguez, quien señaló que la Declaración de Bakú, documento final de la Cumbre, obtuvo el consenso de las naciones miembros desde su discusión a nivel de expertos y altos funcionarios, algo que no sucede a menudo antes de llegar a la aprobación de los jefes de Estado y de Gobierno.

El Movimiento apuesta por defender sus principios fundacionales que son el respeto a la autodeterminación, la no intromisión en los asuntos internos y el rechazo al unilateralismo y las medidas de coerción de grandes potencias contra los países del Sur, añadió.

Aunque no se le menciona por su nombre, el accionar del Gobierno de Estados Unidos tiene el rechazo de los No Alineados que se oponen a la política de sanciones y subversión contra países como Cuba, Venezuela y otros de diversos continentes.

Hispantv, órgano de prensa iraní, a su vez señaló que “unidos contra el unilateralismo de EE.UU., el MNOAL condena el terrorismo económico contra países independientes como Irán, Venezuela y Cuba”, y precisa que el grupo reitera su firme rechazo a la imposición de leyes y regulaciones con efectos extraterritoriales y todas las medidas económicas coercitivas, incluidas sanciones unilaterales contra países en desarrollo.

La agencia china Xinjua consideró que la Cumbre tuvo el objetivo de “defender los Principios de Bandung para garantizar respuestas concertadas y adecuadas a los desafíos contemporáneos”.

Fue en la ciudad indonesia de Bandung donde en abril de 1955 se reunió la Conferencia Afro-Asiática, la que se considera el antecedente más inmediato del MNOAL, que tuvo en 1961 en Belgrado, en la antigua Yugoslavia, su primera cumbre.

Hoy, este Movimiento representa dos tercios de los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y casi el 55 % de la población mundial, y son muchos los que claman —aún con las fricciones y desencuentros de algunos de sus miembros— por convertirlo en un gran bloque de poder en un mundo multilateral.

Lo apuntó el presidente cubano Díaz-Canel cuando al final de su discurso exclamó “¡Solo la unidad podrá salvarnos!  ¡Somos más!  ¡Hagamos más!”, en una alocución en la que pidió trabajar aún más por la paz, el multilateralismo, la soberanía, la solidaridad, la inclusión y el diálogo para resolver los conflictos.

También en Twitter la Cancillería cubana destacó que “Documento final de #Bakú #MNOAL lamenta medidas implementadas por actual Gobierno de #EEUU vs. #Cuba, las que endurecen el bloqueo. Asimismo llama a ponerle fin a esa política que constituye el principal freno para el total desarrollo del país”.

Resulta un pronunciamiento que volverá a repetirse muy pronto cuando la Asamblea General de Naciones Unidas vote sobre un proyecto de resolución que reclama el fin de la política de cerco contra la isla caribeña, precisó Prensa Latina en otro de sus despachos.

El MNOAL se mostró aquí decidido en su demanda de reformar el Consejo de Seguridad del organismo mundial para hacerlo más democrático, transparente y acorde con la realidad geopolítica del mundo actual.

Ello es dramáticamente imprescindible en un mundo cada vez más en peligro por guerras, cambio climático y destrucción de la naturaleza, miles de millones de personas en la pobreza, enfermedades, hambre y otras secuelas del subdesarrollo, y un orden internacional cada vez más divisivo y crítico.

La Cumbre de Bakú fue un éxito, manifestó Reyes Rodríguez a periodistas cubanos, es verdad que “seguiremos enfrentando situaciones complejas, conflictos que separan a los miembros, pero hoy hay un convencimiento de la importancia del multilateralismo. Creo que el Movimiento ha salido fortalecido”. (ACN) (Foto: Estudios Revolución)