Cuba rechaza en ONU manipulación de acciones de protección de civiles

Naciones Unidas, 24 may .-La representante permanente alterna de Cuba ante la ONU, Ana Silvia Rodríguez, rechazó que los esfuerzos en materia de protección de civiles se instrumentalicen con el fin de impulsar intereses geopolíticos de determinados Estados.

 

También se emplean como pretexto para desconocer y violar los principios de la Carta de la ONU e inmiscuirse en los asuntos internos de los países, denunció en un debate abierto sobre este tema en el Consejo de Seguridad.

Además, añadió, Cuba condena enérgicamente el asesinato de personas inocentes, así como el uso indiscriminado y desproporcionado de la fuerza contra civiles.

‘Su protección no puede ser el pretexto para legitimar intervenciones militares con el objetivo de imponer cambios de régimen y derrocar el orden político, económico y social legítimamente establecido.’

La embajadora cubana se opuso a la manipulación con fines políticos de la asistencia humanitaria y la aplicación y reforzamiento de medidas económicas coercitivas unilaterales, que causan graves privaciones y daños humanos.

Tal como ha reflejado el informe del secretario general de la ONU, António Guterres, es posible realizar mejoras concretas en la protección de civiles, dijo.

Al respecto, mencionó medidas como prohibir las trasferencias de armas a actores no estatales no autorizados y el empleo de drones militares de ataque, reducir los gastos militares y el desarrollo exponencial de armamentos convencionales sofisticados, entre otros.

Rodríguez resaltó la necesidad de acabar con esa maquinaria de guerra y destinar tales recursos al desarrollo económico y social.

Los civiles continúan siendo la gran mayoría de las víctimas en las situaciones de conflicto, son objetivos de ataques indiscriminados y de otras violaciones, lamentó la diplomática cubana.

Debemos actuar con decisión para prevenir los conflictos: evitar que estos se desarrollen es la vía más segura y menos costosa para proteger a los civiles, recalcó.

Además, agregó, es fundamental abordar las causas raigales de los conflictos, particularmente apoyando la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El Consejo de Seguridad debe cumplir su importante responsabilidad de mantener la paz y seguridad internacionales, y debe abstenerse de respaldar aventuras militares y de recurrir a la amenaza o uso de la fuerza en la solución de conflictos, enfatizó.

La responsabilidad de prevenir los conflictos y la protección de los civiles durante estos recae en los Estados: la comunidad internacional, la ONU y los organismos regionales y subregionales pueden prestar una asistencia constructiva, pero no reemplazar la función del Estado afectado, consideró la embajadora cubana. (Prensa Latina)