Cuba prepara la 59ª Campaña Nacional de Vacunación Antipoliomielítica

La Habana, 27 feb.- La 59ª Campaña Nacional de Vacunación Antipoliomielítica oral bivalente, en su primera etapa, tendrá lugar en Cuba del 2 al 7 del cercano  marzo, anunció aquí el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

La segunda fase está prevista del 27 de abril al 2 de mayo, coincidiendo con la 18ª Semana de Vacunación de las Américas, con el objetivo de mantener eliminada la poliomielitis en el país.

De acuerdo con la información publicada en la página web del Minsap, la campaña de vacunación antipoliomielítica se inició en 1962, y desde entonces Cuba la desarrolla cada año para proteger a la población.

Con esa estrategia la Isla se convirtió en el primer país de América Latina en declararse territorio libre de esa enfermedad, con un 99,5 % de cobertura de vacunación en los diferentes grupos poblacionales.

La poliomielitis o polio es un padecimiento infecto-contagioso, que afecta al sistema nervioso central, puede causar inflamación del cerebro y de las neuronas motoras de la médula espinal generando atrofia muscular, parálisis, deformidad y hasta la muerte. Los afectados son principalmente niños.

En esta nueva campaña se prevé inmunizar con dos dosis o reactivar con una dosis de vacuna antipoliomielítica oral bivalente a un total de 461 mil 994 niños, sumadas las dos etapas.

Se vacunarán con dos dosis orales bivalentes a 338 mil 963 menores, desde un mes de nacidos hasta los dos años, 11 meses y 29 días.

Mientras, en el segundo ciclo se reactivarán con una dosis del medicamento a 123 mil 31 infantes de 9 años de edad, hasta 9 años, 11 meses y 29 días.

Posterior a la semana de ejecución de cada etapa habrá un período de recuperación para aquellos que no pudieron ser inmunizados en las fechas previstas.

Hasta 2018 Cuba había aplicado aproximadamente 85 millones 200 mil dosis de la vacuna antipolio, lo que ha garantizado la protección de la población menor de 71 años de edad.

Antes del triunfo de la Revolución solo estaban eliminadas dos enfermedades prevenibles por vacunas, la fiebre amarilla y la viruela.

Con la implementación del Esquema de Vacunación Infantil se ha logrado erradicar, además, enfermedades como la difteria, el sarampión, la tosferina, la rubeola y la parotiditis, así como dos formas clínicas severas en menores de un año: tétanos neonatal y meningitis tuberculosa.

También permitió la reducción de la morbimortalidad en más de un 95 % en el país por causa de la fiebre tifoidea, la enfermedad meningocóccica y la hepatitis B. (PL) (Foto: www.radioangulo.cu