Cuba empata con Búfalos de Orix en partido de Béisbol

Tokio, 3 mar.- La selección nacional de Béisbol de Cuba, que se prepara para el venidero IV Clásico Mundial de esa disciplina, empató hoy a tres carreras con Búfalos de Orix en duelo pactado sin extra inning en Osaka, Japón.

Con el encuentro tres carreras a cero favorable a los locales en la octava entrada, en el Osaka Dome, el lanzador japonés Yoshida Kazumasa no pudo ampliar la cadena de ceros eslabonada por otros cuatro compañeros, pues el receptor cubano Frank Camilo Morejón pegó su tercer jit de la tarde (madrugada en Cuba), Roel Santos dio doble y ambos anotaron por cohete de Alexander Ayala.

Luego, el antesalista nipón cometió error en tiro sobre la rolata del primera base antillano William Saavedra y Ayala también visitó el plato, según reflejó el diario digital deportivo Jit.

“Fue un buen partido, en el que ambos equipos hicieron el máximo, y para nosotros se sumó a los pasos que damos ante contrarios asiáticos en busca de la mejor forma para la competencia”, dijo a los reporteros el mentor de la novena de la Isla Carlos Martí.

Los cubanos abrieron el juego con el derecho Lázaro Blanco, quien soportó una carrera en el cuarto capítulo luego de dos jits, un boleto y sacrificio de fly del antesalista Ito Hikaru, también empujador en el sexto acto a costa del relevista Vladimir García.

En la siguiente entrada salió al ruedo el también diestro Jonder Martínez, recibido con imparable del torpedero Oshiro Koji, avanzado por sacrificio del jardinero derecho Takayoshi Kawabata y llegado a tercera por jit del designado Toral Fushimi.

El alto mando caribeño llamó entonces al ruedo al veloz zurdo Liván Moinelo, pero el patrullero izquierdo Takahiro Okada concretó el sacrificio en toque por la inicial e incrementó el saldo de los suyos.

Miguel Lahera elevó a cinco los tiradores utilizados por Martí desde que selló la octava manga, después del par de imparables con que los representantes de la Liga profesional japonesa sacudieron a Moinelo cuando la pizarra tenía dos outs.

Frank Camilo vivió jornada perfecta de 3-3, Santos conectó de 4-2 y los restantes dos jits caribeños se fueron de Ayala y Frederich Cepeda.

El catcher cubano fue solicitado por los periodistas en la conferencia de prensa, donde destacó el espíritu reinante en el colectivo, capaz de remontar este viernes, y el rango del Béisbol japonés.

“Sabemos que se trata de un juego inaugural que despierta muchas expectativas”, expresó sobre la porfía pactada para el próximo día 7 en el Tokio Dome, asiento del grupo eliminatorio del Clásico Mundial, que completan los conjuntos de China y Australia.

Lo más importante va a ser mantener la sana rivalidad dentro del terreno, demostrar que ambos países han sido potencias a través de los años y dar un buen espectáculo para ratificar que el nuestro es uno de los deportes más bonitos del mundo, sentenció.

Por su parte, el manager Carlos Martí aseveró que ese partido colocará a Cuba ante un contrario bien preparado, que exigirá desde el comienzo, pero se va a luchar todo el tiempo, sin pensar en favoritos.

“El que logre la victoria casi tendrá la mitad de la batalla ganada y nosotros y vamos a salir a darlo todo en un duelo entre los dos mejores del grupo”, aseveró a su vez el lanzador Blanco.

Mañana los cubanos entrenarán en Nissay y el domingo chocarán con Leones de Seibu, otra escuadra profesional japonesa, como cierre del fogueo preparatorio que antes les llevó a China Taipei (una victoria y dos reveses) y Corea del Sur (0-2). (PL) (Foto tomada de cuenta de Facebook de Carlos Miguel Pereira, embajador cubano en Japón)