Comisión Europea advierte a EE. UU. sobre nuevas sanciones a Rusia

Bruselas, 27 jul.- El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, realizó un llamado de advertencia a Estados Unidos, a propósito de las nuevas sanciones aprobadas por este país contra Rusia, las cuales podrían afectar intereses europeos.
El político avisó que el bloque regional se encuentra listo para responder ‘apropiadamente en cuestión de días’ si las nuevas restricciones contra Moscú no tienen en cuenta ‘los intereses de seguridad energética de la Unión Europa (UE)’ y castigan a empresas con proyectos en el gigante euroasiático.

En un comunicado realizado al término de una reunión entre comisiarios de la UE para medir el impacto de las recientes medidas de Washington, Juncker expresó que el lema del presidente estadounidense, Donald Trump, ‘América Primero, no puede significar que los intereses de Europa vienen en último lugar’.

A pesar de que el proyecto de ley aprobado por el congreso de la nación norteña este martes considera ‘un número’ de preocupaciones del denominado viejo continente, el ejecutivo comunitario señaló que aún así ‘prevé la imposición de penalidades contra cualquier compañía que contribuya al desarrollo de gasoductos en Rusia para exportar energía’.

Según publicó en días recientes el diario británico ‘Financial Times’, la Comisión Europea estudia impedir que estos castigos estadounidenses sean ‘reconocidos o aplicables’ en Europa, así como preparar ‘medidas de represalia’ con arreglo a las normas de la Organización Mundial del Comercio.

La nueva legislación, aprobada por 419 votos a favor y solo tres en contra en la cámara baja estadounidense, prevé un recrudecimiento de las condiciones operativas y de entrega de créditos para la banca de Rusia.

La iniciativa, entre otros puntos, autorizará al presidente norteamericano a imponer sanciones contra personas y compañías que inviertan más de un millón de dólares de una vez y más de cinco millones durante el año en la construcción de gasoductos realizados por el país europeo, como el Torrente Norte 2 (Nord Stream II).

Se prohíbe además la prestación de servicios, así como el apoyo tecnológico y el suministro de equipamiento para desarrollar la obra. Al respecto, el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Riabkov, consideró este miércoles que esas sanciones son absurdas y ponen en entredicho un posible avance en los nexos entre ambos países.