Camaronera de Las Tunas por nuevo récord productivo

Con la captura hasta la fecha de 427 toneladas de camarón, el centro de cultivo de esa especie en la comunidad de Santa Rosalía, en el municipio de Colombia, al sur de Las Tunas, confirma la buena marcha de la labor del colectivo y los propósitos de alcanzar este año un nuevo récord de producción.

En el actual calendario prevén superar en 40 toneladas las 610 previstas y simultáneamente mantener el buen ritmo en la siembra de los animales, la supervivencia y el suministro de pienso programado.

Durante el mes en curso ya obtuvieron 80 toneladas del crustáceo, lo cual representa un ritmo de pesca elevado y un alto nivel de estabilidad en la cosecha, tras un inicio de año adverso, debido a las dificultades con el suministro de pienso, explicó a la ACN, Reymundo Mendoza Milanés, director de la entidad.

Camaronera de Las Tunas por nuevo récord productivo

Sobre la siembra, Mendoza Milanés precisó que en la actualidad garantizan el proceso hasta el mes de noviembre y en septiembre completarán lo previsto para el actual año, período en el cual la entidad prevé exportar más del 60 por ciento de sus producciones, resultado beneficioso para la economía nacional, pues la tonelada del crustáceo supera los cuatro mil dólares en el mercado internacional.

Además del compromiso productivo, en San Ros -nombre comercial de la camaronera— planifican para el venidero año una inversión de medio millón de pesos, dirigida a la recuperación de los estanques canales y diques divisorios, cuya infraestructura sufre el deterioro de los 28 años de explotación.

Para garantizar mejores condiciones a las crías impulsan también varios proyectos, aún sin financiamiento y costo aprobado, dirigidos a incrementar los rendimientos por hectárea, la electrificación de áreas de cultivo y la adquisición de aireadores, equipamiento que inyecta más oxígeno al agua, mejora los niveles de recirculación, impide la muerte de las especies y aumenta el rendimiento.

Entre las propuestas sobresale una iniciativa, diseñada por la Empresa local de Diseño e Ingeniería Crever, para crear en la provincia una industria destinada al procesamiento del marisco lo que evitaría –como actualmente– el traslado de las capturas hasta Manzanillo, en Granma, y el consiguiente gasto de combustible y deterioro de la masa animal.

La camaronera San Ros consta en la cartera de oportunidades de Cuba para la inversión extranjera, lo cual supone un escenario favorable para incrementar el potencial productivo, mejorar la tecnología y otros aspectos imprescindibles para escalar en el mercado internacional.


(Agencia Cubana de Noticias)