Camagüey tuvo dos finalistas en el Primer Concurso Nacional de Cerámica Utilitaria

Camagüey, 7 ago.- La provincia de Camagüey participó con proyectos de sobresaliente calidad en el Primer Concurso Nacional de Cerámica Utilitaria Ideas en formas, que se distinguió por la creatividad, innovación, valor estético, funcionalidad, factibilidad productiva, valores culturales y atractivo comercial.

El jurado evaluó 63 propuestas de creadores de diferentes regiones del país, de las cuales resultaron finalistas 14, pertenecientes a artesanos de La Habana, Matanzas, Santiago de Cuba y Camagüey. De entre ellos, se otorgó un Premio único y cinco menciones.

Sandra Navarro Valdés, con la obra Bandeja; y Nelson Miranda Varona, con dos conjuntos de copas y botellas cerámicas, fueron los artistas agramontinos que llegaron a la final del certamen.

El Premio único se concedió al proyecto Medio punto. Tostonera, de Adrián García Álvarez, Sandra Quintana Echemendía y Arantxa Sánchez Puentes, por resolver desde el diseño -a partir de una forma geométrica básica- una necesidad típica de la cotidianidad cubana, dado su fácil adecuación a procesos tecnológicos que garantizan gran productividad; al igual que por la alta dosis de originalidad, creatividad e innovación.

Según el sitio web de la Fundación caguayo, entre las piezas que alcanzaron menciones destaca Colección PETIT.  Contenedores de perfumes, de Jesús Mariño Silva, Jany Mariño Bermúdez y Harold Mariño Bermúdez, que resalta por la coherente relación estética, viabilidad productiva, bajos costos de producción, permeabilidad del material, y sellaje; este último, clave para la hermeticidad necesaria para este tipo de envase.

Igual distinción obtuvo Barro sin berro. Megatazones, de Jorge Armando Acosta, Maday Acosta, Didier Acosta y Zoraida Posada. La obra se caracteriza por la adecuada aplicación de la técnica de decoración sobre cubierta, empleando sencillos motivos, lo que permite ediciones seriadas de carácter limitado.

También el jurado confirió mención a Ojo de agua. Losa decorativa para espejos de agua, de Maité Duménigo Bordónpor, pieza que sobresale por sus diversas posibilidades de uso, como enchapes de superficies interiores y exteriores. Además, su simetría e irregularidad hace posible disímiles expresiones estéticas al combinarlos en un gran formato, y la técnica de prensado para su ejecución permite una alta productividad.

Igualmente, en esa categoría está el Set de recipientes cerámicos, de Elisa García Isidrón, quien concibió un recipiente partiendo de un motivo geométrico simple que permite contener alimentos en pequeñas porciones; la combinación de sus elementos genera una atractiva visualidad según su disposición. Al mismo tiempo, su realización por vaciado facilita su producción seriada de forma sencilla y económica.

En el Primer Concurso Nacional de Cerámica Utilitaria Ideas en formas, también se le entregó mención al proyecto Jarrones CoraxSistema de recipientes multiuso, de Damián Colmines Guerra, por su forma orgánica, que posibilita el acoplamiento entre los elementos del sistema y una expresión estética coherente entre sus piezas; además de su carácter multifuncional.

El jurado estuvo integrado por prestigiosas personalidades cubanas de la cerámica utilitaria, entre ellos, la arquitecta Lourdes León y las diseñadoras Oneida Pereyó Medina y Milvia Pérez.

Asimismo, formaron parte del equipo evaluador la licenciada en cerámica escultórica y artística Teresa Sánchez Bravo, y Luis Ramírez Jiménez, vicepresidente de la Fundación Caguayo. (Texto y foto: Lázaro David Najarro Pujol/ Radio Camagüey)