Bolivia confía en colaboración nuclear con Cuba

La Paz, 16 dic .- La directora general ejecutiva de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), Hortensia Jiménez, aseguró que confía en los buenos resultados que aportará el acuerdo de colaboración rubricado recientemente en Viena entre su país y Cuba.

 

‘Siendo dos pueblos hermanos que tienen una misma visión de desarrollo, de soberanía y de país, nos va a permitir de forma muy fácil y natural poder trabajar de manera conjunta para llevar adelante diferentes tipos de líneas de investigación y desarrollo de proyectos conjuntos en esta esfera’, dijo la ingeniera.

En exclusiva con Prensa Latina, la titular de la ABEN subrayó que el país andinoamazónico avanza en grandes proyectos médicos y del área tecnológica en tiempos muy cortos.

‘Estamos haciendo todo a la vez, pero, con mucha seguridad -describió la directora general ejecutiva-, y Cuba tiene una amplia experiencia en el ámbito de la tecnología nuclear, que a mi modo de ver nos va a permitir trabajar de manera conjunta en varios campos’.

Elogió la experiencia de la mayor de las Antillas en el área regulatoria de la protección radiológica y la seguridad nuclear, y expresó confianza en que no faltará espacio para el trabajo conjunto. .

‘La tecnología nuclear para nosotros es un factor de desarrollo igual que para la República de Cuba, creo que vamos por el mismo camino, es un paso importante el acuerdo bilateral firmado recientemente en Viena para profundizar nuestros lazos de amistad, y poder trabajar de manera conjunta, ahora ya en la esfera científica’, sostuvo Jiménez.

Esta colaboración con Cuba puede ser algo fundamental, según una de las líderes del ambicioso proyecto que Bolivia ejecuta con la empresa rusa Rusatom Overseas-Corporación Estatal Rosatom en el Alto, ciudad del occidente andino de Bolivia, ubicada a más de 4 mil metros de altura sobre el nivel del mar.

‘Yo espero que nos vaya bien, y que esto sea solo el inicio de una dinámica de ir a La Habana o venir a la paz para obtener resultados’, comentó enfática.

El acuerdo interinstitucional firmado a finales de noviembre del año en curso tiene como objetivo fortalecer, facilitar y ampliar las oportunidades de cooperación técnica, científica y académica, así como el desarrollo de las aplicaciones pacíficas de la energía atómica.

Al destacar que la ciencia y la tecnología nuclear constituyen en la actualidad un importante factor de desarrollo, la directora ejecutiva subrayó la preocupación directa sobre el particular del estadista boliviano, Evo Morales.

‘Nuestro presidente ha expresado muy claramente que uno de los pilares fundamentales para el desarrollo hasta 2025 es la incorporación y el manejo propio de la ciencia y la tecnología, y este proyecto nace de esa visión’, explicó.

Añadió que el programa de la utilización de la tecnología nuclear con fines pacíficos para diferentes áreas de la salud, la economía y la sociedad va a permitir a Bolivia dar un salto no solo en conocimiento científico sino en aplicaciones beneficiosas para el país.

‘Este proyecto es de gran impacto debido a que los usos que se tienen en la agricultura, en la salud, en todos los aspectos de nuestro empleo y aprovechamiento de los recursos naturales lo vamos a desarrollar con una tecnología segura, confiable y de punta -razonó la directora-, eso es lo que nos entrega hoy por hoy el uso pacífico del átomo’.

Bolivia y Rusia firmaron acuerdos valorados en cerca de 300 millones de dólares para construir el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear.