Arlenis sobrecumplió: ¡12 en mundial de ruta!

En una mañana-tarde fría en Yorkshire, sobre una altura por encima de 2300 metros y con una suma de voluntad mental a su preparación física, Arlenis Sierra rubricó la mejor actuación de una ciclista cubana en Campeonatos Mundiales de Ciclismo de Ruta, al terminar en el puesto 12 de la agotadora prueba de 149,4 kilómetros.

La antillana estuvo todo el tiempo en el pelotón principal, del cual se zafaron nueve corredoras en los primeros 50 kilómetros, entre ellas la holandesa Annemiek Van Vleuten, quien rodó casi en solitario el resto del trazado hasta conseguir el preciado título con tiempo final de 4:06:05, seguida por su compañera de equipo Anna Van Der Breggen (a 2:15) y la australiana Amanda Spratt (a 2:28).

Camino al hotel para el descanso, pudimos comunicarnos, vía Internet, con Arlenis, quien expresó sentirse muy contenta con el resultado, a la par que nos contaba interioridades de lo ocurrido en una carrera que concluyeron solo 88 pedalistas de las 155 que tomaron la arrancada en la lid inglesa.

“Fue una carrera muy dura. Decían que era un poco más suave que el año pasado, pero nada de eso. Resultó excesivamente dura. Al principio pensé que no podía ni terminar entre las 40 primeras porque me sentía un poco mal, pero me recuperé y logré las fuerzas para llegar adelante.

“Me hubiese gustado regalarle a mi pueblo un mejor resultado, pero a este nivel es muy difícil correr sola y resistir el ritmo de carrera que imponen equipos como Holanda, Italia, Estados Unidos y otros europeos.

“Haber terminado entre las 12 primeras es un gran resultado para mí y estoy muy contenta. Superé el lugar 27 del 2018 y los últimos 10 kilómetros fueron excesivamente duros, pero decisivos porque pude ubicarme mejor en el pequeño pelotón que íbamos detrás de las punteras y logré sprintear junto a Marianne Vo, Coryn Rivera, entre otras.

“Este resultado se lo dedico a mi familia, en especial a mi novio Leandro Marcos que me acompañó y me dio aliento hasta el final. También a Heidy Pradera, que me ayudó hasta donde pudo (se retiró en la mitad del trayecto) y a todos los que me han seguido, que confían en mí y no se cansan de darme fuerzas para estas competencias”.

Sobre la posibilidad de haber contado con un equipo cubano que la acompañara, así como su valoración de la faena rendida por las ciclistas holandesas (hicieron 1-2-6)  tuvo tiempo también para conversar la doble monarca en Juegos Panamericanos (2011 y 2019), quien corre desde el 2017 por el club Astaná.

“Hubiese sido mejor tener un equipo, pero habría que prepararlo bien para afrontar un mundial, porque esto es duro. Por supuesto, eso ayudaría a tener menos desgaste, a pasar adelante y realizar algunas estrategias. Ojalá algún día podamos participar así.

“En cuanto a las holandesas son tremendas atletas, incluso Marianne Vos, la multicampeona y para mí la mejor ciclista del mundo, se quedó sin medallas (6ta). Ellas son muy fuertes y sabían lo que tenían que hacer desde el principio. Es un equipo muy bien planificado”.

Arlenis cumplió este 28 de septiembre con ella. Su lugar significa la coronación de una temporada en la que prácticamente ha asegurado su boleto olímpico hacia Tokio. Solo le restan dos competencias del circuito mundial: el Giro de Emilia, en Italia y una Copa del Mundo en China.

Los aplausos cibernéticos y las felicitaciones quizás no se sienten igual, pero esta historia es de las más grandes y hermosas del deporte cubano en este 2019. Que nadie lo dude.