Baja participación caracteriza cuestionadas elecciones generales de Honduras

Fuertemente custodiados por las fuerzas militares de facto, se dio inicio este domingo al cuestionado proceso electoral hondureño caracterizado por la mínima afluencia de votantes en los centros comiciales.

Las mesas se caracterizan por la ausencia de electores, colas y ambiente comicial. En un reporte la enviada especial de teleSUR a Honduras, Adriana Sívori, destacó la poca cantidad de personas que ha salido a votar,  dijo que "algunos colegios no han podido abrir sus puertas porque no ha llegado gente".

Agregó que en los barrios se puede observar el rechazo del pueblo a las presentes elecciones, en contraste con las zonas donde viven personas de alto nivel económico donde los centros sí han abierto y hay personas votando.

La Resistencia Hondureña convocó a un "toque de queda popular" solicitando al pueblo no salir de sus casas, a que no se acerquen a los centros de votación, en protesta y desconocimiento de un proceso electoral que aseguran es ilegítimo, además  de resguardar su seguridad luego de los abusos y represiones cometidas por las fuerzas policiales.

Entre tanto, el presidente legítimo de Honduras,Manuel Zelaya, quien permanece refugiado en la sede diplomática de Brasil en Tegucigalpa desde el pasado mes de septiembre, se encuentra fuertemente rodeado por militares y policías.

Desde allí, en contacto exclusivo con teleSUR, Zelaya señaló su condición de "cautivo", en el marco de unas elecciones "bajo imposición, sin contraparte de la dictadura (Â…) son un fraude evidente que el pueblo no quiere".

Subrayó que el régimen mantiene al pueblo reprimido, y condenó la posición de los Estados Unidos, al avalar unos comicios que sólo pretenden "lavar la cara" de un golpe de Estado militar, al tiempo que se preguntó "¿ eso es lo que quiere EE.UU. para América Latina?".

En medio de un golpe de Estado que ya alcanza los cinco meses, cerca de 4 millones 600 mil hondureños están convocados a las urnas para participar en estas elecciones, rechazadas por la comunidad internacional y por el pueblo hondureño.

Organismos multilaterales como la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) no enviaron observadores electorales, mientras Estados Unidos ha manifestado de forma abierta su respaldo a los comicios.

Entre los países que han manifestado su apoyo al golpe de Estado en Honduras, se encuentran Perú, Panamá, Costa Rica, Estados Unidos e Israel.

 (Tomado de TeleSUR)