G20 intentará acuerdos para apuntalar economía mundial

G20 intentará acuerdos para apuntalar economía mundial Washington, 24 sep .- Los líderes del grupo de las 20 naciones más industrializadas y emergentes se reúnen hoy y mañana para apuntalar una economía mundial que se recupera, todavía tambaleante, de una severa crisis.

En la ciudad estadounidense de Pittsburg, los líderes del G20 intentarán hoy y mañana acuerdos para frenar la desregulación del sistema financiero global y marcar la dirección de crecimiento sostenible.

La cita se desarrollará en medio de un entusiasmo por las señales de reanimación en algunos países, pero también de temores por los riesgos a una recaída.

Al respecto el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propondrá un nuevo compromiso global para evitar los desequilibrios peligrosos que provocaron una grave y prolongada recesión, que ya ha costado la pérdida de millones de trabajos y miles de millones de dólares de riqueza.

La víspera en la Asamblea General de las Naciones Unidas los mandatarios latinoamericanos se mostraron preocupados por la necesidad de la refundación del orden económico mundial y poner fin a la actual crisis.

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, aclaró estar a favor de la defensa de la regulación de los mercados financieros, la adopción de políticas anticíclicas, el fin del proteccionismo y la lucha contra los paraísos fiscales.

También el mandatario francés, Nicolás Sarkozy, urgió al G20 a enfrentar la crisis financiera, así como a poner fin a la excesiva especulación que provocan las variaciones de precios en las materias primas.

Sugirió, además que a partir de 2010 se apliquen sanciones a los países que incumplan los principios de transparencia a nivel fiscal.

Otro de los asuntos que el presidente francés llevará a la cumbre que comienza mañana y que finalizará el viernes, son sus propuestas para limitar y reglamentar los llamados bonos o primas, y las retribuciones de los banqueros.

Ese es un tema sobre el que reconoció no hay acuerdo entre los miembros del G20 pero, en su opinión, quedará zanjado en la cita de Pisttsbugh.

La cumbre de Pittsburgh, la tercera desde que la quiebra de Lehman Brothers hace un año profundizó los temores a una nueva Gran Depresión, enfocará los debates en lo que vendrá después, ahora que existen señales de recuperación.

El G20 pretende similar enfoque respecto a la ayuda estatal a las economías, al coincidir en que aún no es momento de retirar los millones de millones de dólares empleados para hacer frente a la recesión.(PL)