Denuncian contratación de represores por Ejército chileno

Denuncian contratación de represores por Ejército chilenoSantiago de Chile, 31 ago .- Un nueva polémica estalló hoy al conocerse que represores de la dictadura de Augusto Pinochet reciben salarios del Ejército, hecho considerado por agrupaciones humanitarias como ofensa a la sociedad chilena.

Margarita Romero, presidenta del Parque Por la Paz Villa Grimaldi, exigió al gobierno aclarar la denuncia formulada por el diario La Nación en el sentido de que el Ejército mantiene contratos a honorarios con ex agentes de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA).

"El hecho de que todavía se mantengan en sus filas militares que han sido procesados y condenados, me parece inaceptable", insistió en un acto la víspera con motivo del Día del Detenido-Desaparecido, instaurado por la presidenta Michelle Bachelet.

Tras opinar que el gobierno "debería pedir explicaciones", dijo que el Ejército chileno "no ha dado muestras de querer cooperar en la verdad acerca de las desapariciones y los crímenes cometidos por la dictadura".

Por su parte, Marta Godoy, presidenta de la Asociación de Familiares de Ejecutados Políticos, aseveró que "el gobierno debe cortarle estos sueldos a esta gente" y es una vergüenza que se permita una cosa así.

Según La Nación, la lista de ex agentes de los servicios represivos contratados por el Ejército incluye a un médico que torturó a prisioneros y un ex fiscal que falsificó documentos para encubrir el crimen del diplomático español Carmelo Soria.

El rotativo reveló que también hay "ex integrantes de las brigadas Mulchén, Rengo y el grupo Leopardo", algunos actualmente procesados por violación de los derechos humanos.

Agregó que asimismo figura el coronel retirado Hugo "Cacho" Acevedo Godoy, ayudante del actualmente encarcelado Manuel Contreras, ex jefe de la DINA, quien percibe del Ejército el equivalente a unos mil 400 dólares mensuales por asesorar la administración de un predio militar.

La Nación sostuvo que el médico y ex coronel Guido Díaz Paci, quien participó como encubridor de la matanza de 15 prisioneros durante el paso de la Caravana de la Muerte por la región de La Serena en octubre de 1973, percibe unos 750 dólares mensuales por "atención médica al personal activo, pasivo y familiares".

Agregó que el coronel retirado Sergio Castillo González -quien conformó el primer contingente de agentes de la naciente DINA- recibe unos dos mil 200 dólares mensuales por "asesoría al desarrollo del proyecto de estructura de la carrera profesional" del Ejército.

Entre otros casos, La Nación recordó que el represor Alfredo Iturriaga Neumann recibe mensualmente un sueldo equivalente a mil 300 dólares, como "asesor en materias relacionadas con el levantamiento de competencias de la fuerza terrestre".

Pablo Rodríguez Márquez, procesado y acusado de los delitos de secuestro, asociación ilícita criminal y obstrucción a la justicia, también aparece en la planilla de funcionarios a honorarios del Ejército, con un sueldo de unos mil 300 dólares mensuales, como "asesor de la sección preparación de la fuerza".

La publicación aseguró que intentó sin éxito consultar al Ejército para que se pronuncie sobre estas denuncias.(PL)