Gobierno ecuatoriano elabora nueva reforma tributaria

Gobierno ecuatoriano elabora nueva reforma tributariaQuito, 14 jul.- El gobierno ecuatoriano trabaja hoy en la elaboración de una nueva reforma tributaria que modifica el cálculo del Impuesto de Consumos Especiales (ICE) a licores y cigarrillos.

  El ministro Coordinador de Política Económica, Diego Borja, destacó ayer que se no se trata de una nueva carga para el sector productivo, sino de una forma de equilibrar el pago de tributos entre los que desembolsan más y los que menos lo hacen.

Puntualizó que esta reforma se enviará en breve a la Comisión Legislativa para su análisis y aprobación, y entraría en vigor desde enero del 2010.

Por aquellas bebidas que tengan un mayor grado alcohólico se deberá sufragar una tasa más alta, mientras que por las de mínimo grado de alcohol se desembolsarán menos, aseveró.

A modo de ejemplo, destacó que el whisky tendrá un arancel más elevado que la cerveza.

Borja señaló además que las bebidas gaseosas sufrirían igualmente un incremento, pues la propuesta gubernamental prevé aumentar el gravamen a los envases pequeños de líquidos, mientras los más grandes podrían contar un impuesto menor.

"La familia ecuatoriana consume normalmente el mayor contenido de volumen, gaseosas de dos o tres litros", explicó.

En el caso de los cigarrillos, estos tendrán un alza de un centavo por unidad, es decir, un total de 20 centavos por cajetilla, enfatizó.

Al respecto, el director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Carlos Marx, dijo que la intención es castigar el perjudicial hábito de fumar, el cual provoca a la salud pública el consumo de determinados bienes.

Con esta medida, el gobierno espera recaudar unos 200 millones de dólares anuales más en el 2010.

Finalmente, el castigo a la salida de capitales pasará de uno al dos por ciento, a partir de un monto mínimo de 500 dólares.(PL)