Juventud santacruceña sigue fiel a la Revolución

Juventud santacruceña sigue fiel a la RevoluciónIncansables son con sus energías los jóvenes revolucionarios, quienes hacen Patria en el renuevo del sacrificio, obrando con la voluntad del pensamiento que funda esa ideología convertida en brújula acertada en esta hora, donde se precisa cumplir los llamados para el futuro bueno, porque el presente es de grandeza, de reproducción valiosa en cada empeño.

Sus oídos receptivos los induce a ser protagonistas en el cumplimiento de todo lo implementado en el estudio, el trabajo, la familia, la defensa de Cuba, si alguien se atreviera a quitar lo logrado. Están ahí, al pie de los quehaceres para que el proyecto socialista madure.

Tienen los métodos precisos, dirigidos al exterminio fulminante de las indisciplinas, ilegalidades y manifestaciones de corrupción. La masa juvenil en la vanguardia sabe cómo rescatar los descarriados. El enfrentamiento a los citados desajustes es trabajo de todos, de donde parte el equilibrio colectivo. Significa la lucha permanente de la virtud contra el vicio.

Saben aglutinarse, incluso movilizarse cuando algún sector necesita resolver cualquier problema. Están tallados con la misma madera de los titanes. No se desalientan ante los obstáculos, buscan las soluciones, porque les sobran razones cuando se trata de obtener la victoria.

Como hombres y mujeres sinceros, saben que el trabajo honrado es una fuente sistemática de riqueza, donde no entran el egoísmo, la codicia, ni los alardes. Sólo se requiere sudar sobre el cimiento del buen hacer, fundamentando la inteligencia.

En esta nación libre, la juventud es consecuente con su valioso legado. Asumen la responsabilidad, en ese pensamiento avanzado y revolucionario que los identifica. Aunque en trincheras diferentes, siguen el camino correcto del decoro y la salvaguarda de la soberanía.

Se mantendrán en presente consagrados, también, para conocer y hacer la historia en las ayudas internacionalistas a los pueblos hermanos, en el tributo a los valientes que dieron su sangre por abrazar esta inquebrantable libertad, rechazar las mentiras de la subversión política-ideológica, combatir las injusticias y continuar leales en las venideras batallas.
(Raúl Reyes Rodríguez/ Radio Santa Cruz)