Vigías de la prensa santacruceña

Vigías de la prensa santacruceñaA la prensa, esa vigía que lo desentierra todo sin quedarse a la sombra de la expectación, no le tiembla la pluma, ni lleva antifaces. Es la tarea revolucionaria de ayer, hoy y siempre, cabalgando a la altura de los deberes revolucionarios; también de los derechos, que José Martí defendió hasta su caída en combate, para que no se pierda jamás la significación de un periodismo alto y hermoso.

Es el Apóstol el corazón de la vida extraordinaria de cada uno de los que militan en estas trincheras, uno de ellos es Fidel Castro Ruz, el intranquilo discípulo, quien va hacia todas partes regando las semillas de las ideas luminosas y la oratoria objetiva.

En el periódico Patria, el Maestro demostró que este oficio no es aprobación bondadosa o ira insultante; es proposición, estudio, examen y consejo. No se puede informar a la ligera y frívolamente sobre los hechos que acaecen, dijo, o censurarlos con mayor suma de afecto o adhesión. “Toca a la prensa encaminar, explicar, enseñar, guiar y dirigir”, puntualizó.

Esta labor de vanguardia en defensa de los intereses del pueblo, requiere crecerse en el pensamiento político-ideológico, mantener el mismo paso indetenible que el Partido Comunista de Cuba (PCC); estar en todas partes, sin llevar los géneros a un mero acto divulgativo. Tiene en todo momento que trascender lo redactado, pues de ahí depende la orientación correcta hacia la audiencia que va a leer, oír o ver.

La Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) es expresión natural de la voluntad leal de todos sus miembros, para defender la Revolución, la independencia nacional, y el ejercicio de su profesión.

Hemos contribuido a llevar la verdad al mundo; a difundir en esta digna Isla todo lo que lleva fe y fuerza, divorciadas de todo engaño y superstición: será así porque Patria es humanidad. Se trata de salvaguardar lo que los egoístas, desdichados y cobardes quieren subvertir.

Nos sigue correspondiendo a los Monarcas de la Honradez, fortalecer la credibilidad en los medios de prensa, donde no puede faltar el mecanismo de control popular, ni la profesionalidad que nos corresponde incrementar en cada jornada. Mantendremos el pensamiento al nivel de los hechos, para como el Héroe Nacional desflorar las ideas grandiosas. (Raúl Reyes Rodríguez/ Radio Santa Cruz)