Aleida Carmenates y su pasión por la Educación Física

Aleida Carmenates y su pasión por la Educación FísicaPor: Raúl Reyes Rodríguez

No es un día ni dos, son más de tres décadas cumpliendo con la asignatura en la cual se especializó; esmerándose porque cada encuentro frente a alumnos sea gratificante, destinado a lograr un adecuado desarrollo corporal en ellos, resultado que favorece integralmente el proceso docente educativo en estudiantes santacruceños.

La posición del saque, era la que más le interesaba ocupar a Aleida Carmenates Basulto, en cada juego de voleibol organizado por los profesores Francisco Ordán y José Antonio Couto. “Ellos impartían las clases de Educación Física, en la época en que yo cursaba la enseñanza primaria. Por su forma de ser, con la ética en que se dirigían a los escolares y la calidad de los contenidos, me motivé por esa asignatura.”

Por la escasez de profesores, de la citada materia, en ese período: “Al iniciar la enseñanza media básica, comienzo los estudios en la Escuela Provincial de Educación Física “Manuel Piti Fajardo”. Comprenderá usted que para cualquier niño o niña, alejarse de la familia, no es nada feliz, sin embargo, pude adaptarme a la vida de becada, cumpliendo al dedillo el reglamento establecido”.

Fue la etapa de las prácticas docentes la que ayudó a definir su vocación. “Pues al interactuar con los infantes, del antiguo plantel “José Martí”, pude convencerme que amaría a cuantos pequeñines llegaran a ser mis alumnos; y les impartiría las clases, de tal modo, que no se les olvidaran nunca, porque quien propicia entusiasmo, recoge agradecimientos”.

Superarse ha sido una constante en la Carmenates, logrando años después, obtener el título de Licenciada en Cultura Física. “Estudiar, prepararse…son requisitos insoslayables en cada maestro. Nadie puede impartir una clase, si antes no se ha autopreparado. La improvisación, no debe existir en un profesional”.

A su lado, hace pocos días, está el joven Víctor Silveira Betancourt, quien por vez primera realiza la práctica docente. “Me encuentro en el segundo año de la especialidad de Técnico Medio en Cultura Física. Es una experiencia muy bonita y a la vez formadora, ya que la profe Aleida, posee muchos conocimientos… Cuando retorne a mi centro de estudios, volveré más preparado”.

La especialista, atiende los dos ciclos del nivel primario en el plantel “Fabricio Ojeda”, de Santa Cruz del Sur. Al iniciarse cada etapa lectiva, realiza el examen diagnóstico en cada discípulo, para definir los ejercicios que deben realizar, teniendo en cuenta el peso y la edad. “A partir de aquí, afirma, se planifican los contenidos y los medios didácticos, en correspondencia con el programa de clases”.

Todo lleva un orden en cada salida al área establecida. “Se ejecuta primeramente un calentamiento, de acuerdo a la disciplina deportiva que se va a impartir: por ejemplo si se va a trabajar el fútbol, entonces se dirige la preparación hacia los miembros inferiores, aunque físicamente actúen todas las articulaciones”.

No hay mejor prueba para engrandecer el esfuerzo, que el reconocimiento. “Un beso, un halago, el abrazo en cualquier sitio público, de eso niños, hoy hombres, que fueron mis alumnos, es parte esencial de esa respuesta a este encargo cotidiano. Sin los infantes y la Educación Física, no tendría razón alguna mi existencia… Se lo digo con toda sinceridad”.