América Latina vive nuevos tiempos, afirmó titular del ALBA

América Latina vive nuevos tiempos, afirmó titular del ALBA Buenos Aires, 14 nov .- Latinoamérica vive hoy nuevos tiempos y en ellos, luego de 10 años de trabajo con logros inobjetables, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) tiene ante sí el reto de consolidarse, afirmó su titular Bernardo Álvarez.

El ALBA tiene la particularidad de congregar a fuerzas políticas que comparten un proyecto común dentro de la diversidad, señaló Ávarez en declaraciones a Prensa Latina.

"Pero que además entiende que hay otros mecanismos de integración en el hemisferio que juegan un papel igualmente importante como son los casos de la Unión de Naciones del Sur y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños", reflexionó.

"Aspiramos a ser una conciencia política de la izquierda del mundo del progresismo dentro de la nueva integración latinoamericana, con respeto, pero haciendo todo lo necesario para que la agenda de transformación y la agenda social esten en el debate latinoamericano. Ahí radica el reto", precisó.

El desafío radica -ahondó- en seguir apoyando la integración y continuar siendo la expresión de esa visión política transformadora en el seno de América Latina.

El Dr. Álvarez junto a los embajadores de los cinco países del ALBA acreditados en Argentina iniciaron la víspera un programa de actividades para celebrar en Buenos Aires el X Aniversario de esta plataforma de integración de los pueblos.

Nació en La Habana el 14 de noviembre de 2004 con el acta constitutiva que firmaron los dignatarios Fidel Castro y Hugo Chávez, y pese a las presiones y ataques fue creciendo con logros sustanciales en el desarrollo humano y social, y en el crecimiento económico con inclusión de sus 10 países miembros.

Pero sus planes, concebidos para crear sociedades más justas y equitativas, trascendieron sus fronteras y hoy se aplican en múltiples países.

El ALBA-Tratado de Comercio de los Pueblos se ha convertido en un elemento cohesionador y dinamizador para avanzar hacia la consecución del sueño bolivariano de crear la unidad regional, describió el Dr. Álvarez.

Surgió como una alternativa a los esquemas tradicionales de integración y, 10 años después, "hoy es una poderosa alianza política, que asume posiciones consensuales en defensa de los derechos de la madre tierra, de los derechos humanos, contra el intervencionismo y la guerra", añadió.

Evoca y trabaja por la preservación y el restablecimiento de la paz y de la autodeterminación de los pueblos, destacó el titular del ALBA-TCP.

Muchos han sido sus logros -enumeró- como los tres millones 482 mil 361 personas que ha recobrado la visión gracias a la Operación Milagro, o el millón 285 mil 89 de discapacitados que han sido atendidos y a 864 mil 678 de ellos le ha facilitado ayudas técnicas en prótesis.

Otro gran desafío que tiene el ALBA-TCP por delante es la creación junto a Petrocaribe y Mercosur de una Zona Económica Complementaria, con el objetivo de dinamizar sus nexos políticos y económicos, potenciando el desarrollo de un comercio complementario, justo y equilibrado, avizoró su titular.

"Por ahora, estos 10 años han sido positivos y nos sirven de motivación para seguir adelante por el camino trazado para ampliar los horizontes de este mecanismo integrador", expresó satisfecho el Dr. Álvarez. (PL)