Advierte Cuba en Naciones Unidas peligros para la especie humana

Advierte Cuba en Naciones Unidas peligros para la especie humanaNaciones Unidas, 8 oct.- Cuba advirtió en la Asamblea General de Naciones Unidas sobre graves peligros que ponen en riesgo la existencia de la especie humana, y demandó compromiso para enfrentarlos.

"La humanidad se encuentra literalmente entre la vida y la muerte enfrentando graves amenazas", señaló el embajador cubano ante la ONU, Rodolfo Reyes, al intervenir en una plenaria de la Asamblea dedicada a debatir el reporte del secretario general Ban Ki-moon sobre el trabajo de la organización.

El diplomático caribeño llamó la atención que a casi 70 años de creada las Naciones Unidas el planeta y sus siete mil 200 millones de habitantes están a merced de las armas nucleares, el cambio climático, las graves epidemias de rápida expansión y las agresiones contra la soberanía y la libre determinación de los pueblos.

Nada puede justificar que 25 años después de proclamado el fin de la Guerra Fría sigamos amenazados por más de 16 mil armas nucleares, una cuarta parte de ellas listas para su empleo inmediato, expuso en el foro.

Reyes ratificó la postura de la isla de que la única manera de librar a la humanidad de ese peligro es la total prohibición y eliminación de los letales artefactos, cuyo devastador impacto sufrieron en 1945 los residentes de Hiroshima y Nagasaki, ciudades japonesas contra las cuales Estados Unidos lanzó la bomba atómica.

Al respecto, destacó que muchos estados miembros han propuesto concluir una convención general sobre las armas nucleares, destinada a prohibir la posesión, el desarrollo, la producción, el ensayo, el almacenamiento y la transferencia de las mismas, así como su uso o la amenaza de utilizarlas.

Instamos al Secretario General a que contribuya con su influencia al inicio de las negociaciones para dicho acuerdo, subrayó.

Asimismo, el representante de Cuba aquí abordó el adverso escenario creado por el cambio climático, traducido en la disminución de los hielos, el aumento de la temperatura, la paulatina elevación del nivel del mar y la acidificación de los océanos.

Las causas esenciales de la crisis ambiental global son la irracionalidad y la insostenibilidad de los patrones de producción y consumo impuestos por el capitalismo, denunció.

Para Reyes, la humanidad no estará en condiciones de lidiar con el cambio climático y sus consecuencias mientras dejen de tratarse sus causas primarias y no se manifieste la voluntad política de los estados industrializados, los responsables históricos de la contaminación.

Respecto al cumplimiento de los objetivos del milenio y la agenda post-2015, ampliamente abarcados por el reporte memoria de Ban, lamentó que el mundo sufra tanta pobreza, hambre y falta de acceso a servicios básicos, pese a los inmensos recursos existentes y la revolución tecnológica.

No es posible cumplir una nueva agenda de desarrollo sostenible mientras el 1% de la población más rica del planeta concentre la mitad de la riqueza mundial, dijo.

Reyes afirmó que la Asamblea General de la ONU tiene la responsabilidad de movilizar los recursos financieros necesarios para superar estos problemas. (PL) (Foto: Archivo)