Mejoran en Camagüey irrigación en agricultura no cañera – Radio Santa Cruz

Mejoran en Camagüey irrigación en agricultura no cañera

Mejoran en Camagüey irrigación en agricultura no cañeraCamagüey, 4 ago.- La agricultura viandera, hortícola, de frijoles y de frutales en la provincia de Camagüey mejora e incrementa sus posibilidades de irrigación, con la puesta en explotación de equipamiento destinado a esta atención a los plantíos.

Con uno de los niveles más bajos de Cuba en el regadío, el Ministerio de la Agricultura (MINAG) invierte en el territorio para elevar el rendimiento de los sembrados ante los avatares del clima, que provocan prolongados periodos sin lluvias.

Fuentes de la delegación del MINAG en Camagüey informaron que están en uso o se distribuyen entre los agrarios 150 bombas hidráulicas para la extracción de agua del subsuelo.

Esa inversión se complementa con 500 sistemas de irrigación que benefician a una hectárea de cultivo y están destinados, prioritariamente, a áreas vianderas.

Los recursos también se ubican en fincas especializadas en la cosecha de frutales, que aumentan la presencia de estos alimentos en el mercado.

El equipamiento previsto para el presente año se completará con unos 400 molinos de viento, mejoras decisivas para la ganadería.

Unido a estas inversiones, Camagüey labora en la recuperación de medios de bombeo y de canales para el riego, a fin de darles valor de uso a estas posibilidades de llevar el agua hasta los sembrados.

Entre los beneficiados figuran varios campesinos de la Cooperativa de Créditos y Servicios Primero de Mayo, en el municipio de Minas, quienes sobresalen a nivel nacional por sus aportes al movimiento de la agricultura suburbana mediante el desarrollo de frutales con la aplicación del policultivo.

Miguel Rodríguez Gutiérrez, presidente de la unidad, señaló que existen 84 hectáreas activas en producción de guayaba, fruta bomba, mango, mamey, aguacate y coco, mayormente, todas favorecidas con la irrigación.

La tecnología de policultivo en frutales permite el aumento considerable de los rendimientos agrícolas, a la vez que se abaratan las producciones. (AIN)