Inicia en La Haya tercera cumbre sobre seguridad nuclear

Amsterdam, 24 mar. -La tercera cumbre sobre seguridad nuclear abre hoy sus puertas con una discusión paralela sobre la crisis en Ucrania, donde llegó al poder un gobierno de derecha tras la ruptura del orden constitucional.

Representantes de 53 países y organizaciones internacionales debaten sobre la reducción de la cantidad de material nuclear en el orbe, el fortalecimiento de la seguridad sobre esos materiales y el fomento de la cooperación internacional en esa esfera.

La preocupación sobre la seguridad de los materiales como plutonio y uranio altamente enriquecido está entre las prioridades del evento que se extenderá hasta mañana, destaca su máximo organizador, el holandés Piet de Klerk.

El riesgo de fallos en la protección de las mencionadas sustancias aumenta, afirma Klerk, preparador de una cumbre que llevó a las autoridades de La Haya a suspender eventos deportivos y emplear a miles de policías, ante la posibilidad de manifestaciones.

De acuerdo con el Organismo Internacional de la Energía Atómica, al año se registran más de 100 casos de pérdidas de materiales como plutonio y uranio enriquecido, mientras entre 1993 y 2012 la cifra llegó a dos mil 331 reportes de ese tipo.

Pero el foro, cuya primera edición en abril de 2010 se realizó en Washington por iniciativa de Estados Unidos, en medio de preparativos de una agresión contra Irán, promete centrarse en la confrontación entre Occidente y Rusia en torno a la crisis ucraniana.

La reunión sobre seguridad nuclear también es empleada por Francia, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Japón, Alemania e Italia para realizar una cumbre donde se analiza la expulsión de Rusia de ese selecto club de naciones industrializadas. Moscú preside este año el Grupo de los Ocho, pero como represalia a su apoyo al proceso de independencia de Crimea y al referendo en esa península para adherirse a Rusia, las potencias occidentales suspendieron la preparación de la cumbre del grupo en Sochi.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, representa a su país en el foro nuclear, donde carece de algún encuentro planificado con el presidente estadounidense, Barack Obama, cuya nación aplicó sanciones al país euroasiático.

Sin embargo, Lavrov tiene planificado un encuentro con su similar norteamericano, John Kerry, por primera vez desde la aprobación en un referendo en Crimea de su adhesión a la Federación de Rusia.

El diario británico The Guardian, citado aquí, destaca la esperanza de luchadores por el desarme nuclear en que se ponga freno al congelamiento de la cooperación en materia de reducción de armas atómicas entre Rusia y Occidente a causa de la crisis en Ucrania.

Estados Unidos aún mantiene desplegadas entre 150 y 200 bombas nucleares B-61 en varias naciones europeas, incluida esta nación, Alemania, Bélgica, Italia y Turquía que deben ser finalmente retiradas de la región, declararon expertos a The Guardian.(PL)