Califican de suceso la Misa cubana estrenada en teatro bogotano

Califican de suceso la Misa cubana estrenada en teatro bogotanoBogotá, 6 oct .- El director de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, David García, calificó de acontecimiento artístico el estreno en esta capital de la Misa cubana a la Virgen de la Caridad del Cobre, obra del músico José María Vitier.

Es una pieza importante porque conjuga las tradiciones diversas subyacentes en nuestra América mestiza, dijo a Prensa Latina al término de la función la víspera en el Teatro bogotano Colsubsidio.

La partitura es de un nivel artístico muy alto en cada una de sus secciones, resaltó, y representativa de la dimensión y magnitud de la cultura de la isla. Esperamos que este debut marque la continuidad de un intercambio sostenido con Cuba, acotó.

La presentación del concierto al que Vitier impregnó su talento como compositor, director, orquestador y a ratos pianista, es resultado del esfuerzo mancomunado de la Filarmónica y la Secretaría de Cultura de la Alcaldía Mayor de Bogotá, con la colaboración de la sede diplomática de la isla.

A la función asistieron el embajador, Ivan Mora, y la agregada cultural Anabel Rodríguez, artistas y músicos colombianos y, sobre todo, un público en constante interacción con una partitura que fue cobrando ascenso y prodigando el disfrute estético, en oleadas sucesivas.

Su puesta en escena contó con el respaldo decisivo de la Filarmónica bogotana y la Sociedad Coral Santa Cecilia, bajo la dirección del maestro Alejandro Zuleta.

A ellos se unieron tres solistas del calibre de la soprano Bárbara Llanes, la mezzosoprano María Felicia Pérez y el tenor Amaury Pérez, en una conjunción de voces en correspondencia absoluta con la belleza y el espíritu de la obra.

Los bravos y los vivas a Cuba menudearon, provenientes de un público devenido coro de gratitud y reverencia.

La Misa Cubana se estrenó el 16 de diciembre de 1966 en la Catedral habanera, y desde entonces, ha contado con más de 90 presentaciones internacionales, entre ellas una en la sede del Vaticano.

Como expresa Silvia Rodríguez, autora de los textos poéticos que aportan una riqueza adicional a la partitura, en esta "se funden, en emocionante complicidad, la cultura africana y la europea; se mezclan, reverentes, los textos seculares de sus raíces: el yoruba y el latín".

"Coexisten, asimismo, lo clásico y lo contemporáneo; todo para crear una realidad propia y desprejuiciada llena de simbolismos y autenticidad".

La Misa Cubana se volverá a escuchar hoy en el Teatro Colsubsidio y mañana en la Catedral Primada, en el centro histórico de la ciudad, una función calificada de memorable, de antemano. (PL)